Publicado el: 15 Nov 2016

Educación pagará a los padres “el coste real” del transporte escolar

Las nuevas bases de subvenciones individuales incluyen los gastos de “retorno en vacío” de las familias que lleven a los niños en coche

El kilometraje se equipara al del personal de la Administración regional

ninos-bus-escolar

Dos niños de Belmonte, bajando del autobús escolar

L. S. N./Santo Adriano

Pagar a los padres “el recorrido efectivamente realizado” para evitar discriminaciones a los alumnos del medio rural. Este es el objetivo de las nuevas bases que regularán el pago de las ayudas individuales a los escolares de los pueblos que no tienen transporte público para acudir diariamente al colegio. Las nuevas bases de las ayudas, publicadas el pasado día 11 en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, incluyen entre sus principales novedades que los padres que tengan que llevar a los niños al colegio o a la parada más próxima, recibirán compensación económica también por el regreso “en vacío”, y el kilómetro se abonará al mismo precio que el que se aplica al personal de la Administración regional por gastos de kilometraje. Con la nueva redacción, para el alumnado “que se traslade por sus propios medios” al carecer de transporte escolar y de servicio regular de viajeros “la cuantía de la ayuda se fijará en función del recorrido efectivamente realizado, expresado en kilómetros, para transportar al beneficiario de la ayuda desde su domicilio al centro docente o parada de transporte escolar más próxima y viceversa, considerando tanto los viajes de ida como, en su caso, los de vuelta en vacío. El importe de la ayuda, por analogía, será el establecido en los respectivos Acuerdos del Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, por los que se establecen anualmente los importes de Indemnización por Razón del Servicio, en su apartado referido al kilometraje, para el personal al servicio de la Administración del Principado de Asturias”. Las bases que regían hasta ahora establecían que “la cuantía de la ayuda se fijará en función del recorrido, expresado en kilómetros, que el beneficiario realice entre su domicilio y el centro docente o parada de transporte escolar más próxima y viceversa. El importe de la ayuda por kilómetro será el establecido por el que se regula el régimen tarifario de los servicios interurbanos de transporte público discrecional de viajeros en turismo (auto-taxi)”.

Respecto a los menores que deban recurrir a servicios de taxi porque no tienen medios de transporte propios, las uevas bases señalan que se pagarán los viajes al precio oficial de las tarifas, aunque si el taxi tiene “un coste excepcional superior” se podrán dar una aportación excepcional, que debe ser motivada y aprobada por una comisión de valoración.

El pago del coste real del transporte escolar de los menores de los pueblos ha sido una reivindicación constante de los padres, que consideran que el modelo penaliza a los estudiantes de la zona rural asturiana frente a los de las zonas urbanas. La gratuidad del transporte es un derecho de los escolares de las etapas de escolarización obligatoria, pero los padres denunciaban que en muchas ocasiones asumían costes que nos e compensaban debidamente, entre otros, el regreso en vacío al domicilio tras dejar a los niños en el colegio. Otra batalla, que por ahora tendrá que esperar, afecta a los escolares de las etapas no obligatorias (FP no básica y Bachiller), que ya no tienen derecho a transporte gratuíto. Padres de concejos como Belmonte o Somiedo protestaron por lo que consideran un “agravio comparativo”, después de que este año se implantara la gratuidad del transporte para enseñanzas postobligatorias para los concejos de Ibias, Degaña y Allande. El pago de este transporte está incluido en el Plan del Suroccidente, y la consejería destaca que afecta a alumnado que en ocasiones “tenía que trasladarse a estudiar fuera de Asturias”.

En Candamo, donde el Ayuntamiento se movilizó de forma unánime por los problemas que afectaban a varios pueblos a los que el autobús escolar se negaba a subir, la consejería finalmente implantó una quinta ruta de transporte, en taxi, ya que afecta a pocos menores.

 

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón