Publicado el: 23 May 2017

El Mirador del Nalón

Por Yonatan MARTÍN ÁLVAREZ

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Muros de Nalón

Corría el año 1930 cuando es construida la Tolva de piedra para ser parte de la actividad industrial y carbonera que daba salida al oro negro por la desembocadura del Nalón casi siempre hacia Altos Hornos de Vizcaya.

La función de la Tolva era dar agilidad y velocidad entre mareas por medio de cintas a los barcos como por ejemplo el Víctor de Chavarri que asumía unas 3.500 toneladas de carbón.
La Tolva almacén o xilo fue testigo de cómo el Puerto de San Esteban sacaba toneladas y toneladas de carbón durante décadas en el siglo XX.
Hoy en día, olvidada la época gloriosa industrial, el puerto de San Esteban suspira por girar y convertirse en puerto deportivo aún sin ser reconocido como receptor de Fondos Mineros y Tarifa VI sobre lavado de minerales y carbones, algo que los vecinos de las dos orillas nunca perdonarán a esos gobernantes que desconocen nuestra historia, clase y elegancia.
La fachada de la Tolva debe de convertirse en el espejo de recuerdos de la desembocadura del Nalón por su ubicación, debe de convertirse en una de las sendas-mirador más bonitas y espectaculares del norte de España y así mismo debe de ser testigo de apoyo enlazando con la carretera principal para personas de movilidad reducida.
Serán los Fondos Femp (Leader) quienes se encarguen de dar vida a esa piedra muda, vieja, noble, culta y bella.
Hoy a través de estas líneas ruego a los representantes del GDR Bajo Nalón encabezados por Jaime Menéndez Corrales (alcalde de Soto del Barco) y a los regidores de Muros de Nalón y Pravia que se acuerden de nuestros antepasados, de nuestra historia y de hacer una obra acorde estéticamente a la desembocadura del Nalón, solamente lo ruego.
Comentarios:
  1. Elías dice:

    Seria muy bonito y un gran homenaje a aquellos hombres y mujeres que dejaron sus entrañas en el río Nalón para dar de comer a sus familias.
    Aún recuerdo que en mi casa teníamos 3 barcas con las que trabajaban mis dos tíos, mi abuelo y mi padre y una vez sacado el bendito carbón de las entrañas del Nalón, bajaban a San Esteban a descargar.
    Bonita propuesta que todo el mundo debería de apoyar.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón