Publicado el: 30 May 2017

Pravia y Muros de Nalón, en alerta por la plaga de la patata

El Gobierno de Asturias declara a los dos concejos “municipios tampón” tras agravarse la presencia de polilla guatemalteca en Cudillero

Hay localizado un foco activo en el pueblo praviano de Villamuñín

 

Patatas infestadas con polilla guatemalteca

Redacción/Pravia

Los municipios de Pravia y Muros de Nalón han sido declarados “concejos tampón” ante el avance de la plaga de polilla de la patata, según ha anunciado la Consejería de Desarrollo Rural, que ha modificado los límites de aplicación del programa de erradicación de la polilla guatemalteca (tecia solanivora) en el entorno del foco aislado de Cudillero.

“Con este cambio, se incorporan al área ya delimitada varias parcelas adicionales donde el trampeo revela la presencia de la plaga, para asegurar la actuación sobre  la totalidad del foco. Se trata de parcelas colindantes en Cudillero y en una pequeña superficie del municipio de Pravia. Como prevención, también se han incluido en la zona tampón los concejos de Pravia y de Muros de Nalón. Esta medida se ha adoptado en coordinación con los ayuntamientos implicados”, asegura la consejería. La declaración de “municipio tampón” implica la aplicación de un protocolo de especial vigilancia.

“Este ajuste es resultado del análisis intensivo realizado sobre los tres únicos polilleros en donde la plaga muestra actualmente actividad en toda la comunidad autónoma. Se trata de las trampas ubicadas en la Cuesta del Cesto y Otero y en San Cristóbal (Cudillero) y  en Villamuñín (Pravia). Ninguna otra localidad está mostrando, hasta la fecha, actividad de tecia, de acuerdo con el programa de seguimiento que realiza la consejería”, afirma el Gobierno regional en un comunicado.

Asturias declaró en marzo zonas infestadas por la tecia solanivora cuatro concejos completos: Castropol, Vegadeo, Taramundi, y San Tirso de Abres. Esta declaración también se aplicó a diversas parcelas en Navia, Valdés,  Cudillero y Gijón, en un perímetro de un kilómetro alrededor de los focos localizados. La normativa incluye diversas medidas de control para procurar la erradicación de la plaga, así como las indemnizaciones. Además, el Principado definió como zonas tampón los concejos de Tapia de Casariego, El Franco, Coaña y Villayón y la superficie de los concejos de Navia, Valdés y Cudillero y Gijón excluida de la zona declarada como infestada, a los que ahora se añaden los municipios de Pravia y Muros del Nalón.

La normativa vigente incluye actuaciones de vigilancia en otros municipios costeros, de forma que los agricultores de Pravia, Muros de Nalón, Soto del Barco, Illas, Corvera, Castrillón, Avilés, Gozón, Carreño, Villaviciosa, Colunga, Caravia, Ribadesella, Llanes y Ribadedeva han notificado sus cultivos en las oficinas comarcales.

La consejería finalizó los trabajos de retirada y destrucción de toda la patata de siembra en los concejos íntegramente declarados infestados El volumen total destruido fue de 20.825 kilos, a los que se sumaron otros 13.574 de material vegetal, resultado de la eliminación de todos los cultivos existentes en 44.299 metros cuadrados de terreno en los mismos municipios.

Hasta el momento, ya se han colocado 182 trampas, cantidad que seguirá creciendo hasta las 225 previstas.

La consejería recuerda las normas de mercado y comercialización de la patata:

–   Patatas envasadas. Deberán llevar con caracteres legibles, indelebles y visibles, al menos, las indicaciones identificativas siguientes: nombre, razón social o la denominación del envasador y/o del expedidor o del vendedor y, en todo caso, su domicilio.

–   Patatas a granel. En las presentaciones a granel son válidas las indicaciones para la patata envasada, que deben de figurar en un documento que acompañe a la mercancía fijado de forma visible en el interior de sus transportes o envases. Cuando los bultos se apilen en palés, las indicaciones figurarán en una ficha visible colocada al menos en dos de sus lados.

–   Los particulares están obligados a comunicar a la consejería los daños que tengan en patata almacenada con el fin de proceder a su retirada e indemnización.

En los municipios declarados infestados o con zonas infestadas en su territorio:

–   Prohibición del movimiento de patatas originarias y procedentes de la zona infestada, salvo que se realice bajo control oficial con destino a su destrucción.

–   La entrada y circulación de patatas de consumo en zonas infestadas se realizará exclusivamente para el consumo directo e irán preparadas y envasadas para el consumidor final. Se prohíbe la comercialización de patata a granel.

–   El movimiento de patatas procedentes de una zona demarcada se acompañará siempre de un pasaporte fitosanitario, independientemente de que se produzca dentro de la misma zona demarcada de producción o hacia fuera de la misma.

–   Los productores que comercialicen patata deberán de estar inscritos en el Registro General de la Producción Agrícola.

En las zonas tampón:

–   El traslado de las patatas desde las parcelas de producción con destino la comercialización, incluido el mercado local, solo se podrá realizar si se efectúa una inspección visual por parte de técnicos de la consejería en el momento de la recolección para comprobar la ausencia de la plaga. Una vez realizado este paso podrán destinarse a su uso para consumo.

–   La fecha prevista de recolección deberá comunicarse al departamento de sanidad vegetal de la consejería con, al menos, una semana de antelación.

–   La entrada y salida de patata en una zona demarcada se realizará únicamente en contenedores cerrados o cubiertos con una malla.

–   El movimiento de patata procedente de una zona demarcada se acompañará siempre de un pasaporte fitosanitario, independientemente de que el movimiento se produzca dentro de la misma zona demarcada de producción, o hacia fuera de la misma.

–   Los productores que comercialicen patata deberán estar inscritos en el Registro General de la Producción Agrícola.

 

 

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón