Publicado el: 18 Jun 2017

Vecinos de Muros denuncian la “tortura” de los cañones espantapájaros

Desde 2015 durante los meses de verano sufren el ruido constante de unos aparatos instalados en la vega bajo el viaducto de Los Cabos para proteger la cosecha de las aves

Han planteado el problema al Principado y a los Ayuntamientos de Muros y Pravia, y están dispuestos a acudir al juzgado

Vistas de la zona de Muros donde denuncian el ruido; al fondo, el viaducto sobre el Nalón

L. S. N./Pravia

Un cañonazo, similar a un disparo de escopeta o un volador, cada 30 segundos. Esta es la “tortura” que denuncia José Antonio Álvarez, un vecino de Muros de Nalón que asegura que desde su vivienda se oye “un ruido insoportable” procedente de los cañones espantapájaros instalados en Los Cabos, Pravia. El ruido de los cañones, quizá amplificado por el viaducto que cruza el Nalón, llega hasta su vivienda “y no nos deja vivir”. “Comenzó en el verano de 2015, y vuelve a pasar cada verano. Aunque hemos presentado numerosas denuncias, no hemos conseguido que nadie resuelva el problema”, lamenta Álvarez. El sonido procede de unos cañones ahuyenta fauna, colocados por particulares en Pravia, que funcionan con butano y se programan para producir ruido y espantar a los pájaros. “Empezaron ayer a las 8 de la mañana y no pararon hasta la noche; hoy parece que suena menos veces, pero sigue sonando. El verano pasado, al final, en septiembre, los ponían también de noche. Una locura”, asegura Álvarez, que lleva desde 2015 intentando que la Administración tome cartas en el asunto. “En el Ayuntamiento de Muros me dijeron que era cosa del de Pravia; en Pravia, me dieron buenas palabras pero no ha n hecho nada; en el Principado, que la competencia es municipal. Pero estamos como al principio”, afirma este vecino, que mañana presentará un nuevo escrito ante el Consistorio praviano, y que está dispuesto a llevar el caso al Juzgado, porque “esto no hay quien lo resista”. Además, asegura que los aparatos, “que se ven desde el viaducto”, se han multiplicado, y que ahora se oyen hasta tres ruidos diferentes. Vecinos de la Veiga, Reborio y otros pueblos también oyen los “cañonazos”.

 

Comentarios:
  1. Teodoro dice:

    El año pasado ya lo puse en conocimiento de la policia local de Pravia, prometierón actuar. (Soy de Soto del Barco)y molestan mucho.

  2. Jose dice:

    Hoy de nuevo,tras unos días de tregua en la intensidad de los ruidos, vuelven a escucharse con gran volumen.

  3. Angel dice:

    Los que os encontreis afectados por esos malditos aparatos y los irrespetuosos propietarios, permitidme que os muestre una página web en donde aclaran un poco la situación, dada la nueva Ley del Ruido (Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del ruido. BOE 18/11/2003) http://www.juristas-ruidos.org/Documentacion/informe_ruido_2005.pdf
    Hay que borrar del mapa esos cañoncitos y cambiar la actitud de los agricultores, ya me dirán como lo hacían nuestros abuelos.

  4. Angel dice:

    Se me olvidó anotar anteriormente ir a la pagina 237 del documento.
    http://www.juristas-ruidos.org/Documentacion/informe_ruido_2005.pdf

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón