Publicado el: 14 Jul 2017

Municipios costeros se rebelan contra las banderas azules

Concejos de Baleares o Galicia se niegan a solicitar el certificado de calidad de las playas y denuncian que se otorga “a cambio de dinero”

Soto del Barco perdió este año el distintivo de la playa de Los Quebrantos, pese a que los análisis de calidad del agua son “excelentes”

Playa de Los Quebrantos

Redacción/Pravia

Municipios costeros de toda España han comenzado a rebelarse contra las banderas azules, un certificado de calidad de las playas que, según denuncian, se otorga a cambio de dinero. El Gobierno de Baleares fue el primero que se negó a pagar una factura de 21.000 euros, en 2016. Este verano, un año más tarde, ha perdido 12 banderas, lo que el consejero de Turismo, Biel Barceló, considera “un castigo”, según publica El Confidencial.

El primer municipio que se rebeló contra este sistema de certificación de las playas, que erróneamente se atribuye en ocasiones a un distintivo oficial de la Unión Europea, fue Rianxo, en Galicia, que dejó de pedir la certificación en 2012, y asegura que no ha notado ningún perjuicio.

De esta opinión es el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez Corrales, que en un Pleno del Ayuntamiento, a preguntas de la oposición, aseguró que “Los Quebrantos seguirá ofreciendo los mismos servicios de calidad” y se mostró convencido de que la pérdida de la bandera azul al arenal “no tendrá ninguna repercusión negativa”. El alcalde destacó en aquel momento que la pérdida del distintivo no venía avalada por ningún dato negativo sobre la calidad de las aguas, ya que los análisis oficiales siguen arrojando un resultado “excelente”.

Entre las playas que no tienen este distintivo, están 12 arenales de Ibiza, así como playas de las Rías Bajas, que también han renunciado a obtenerlo.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón