Publicado el: 24 Jul 2017

Pravia y Soto, en el Pacto contra la violencia hacia las mujeres

Los dos municipios de la comarca están entre los 13 ayuntamientos asturianos que han suscrito el acuerdo solcial, impulsado por el Instituto de la Mujer con el respaldo del Gobierno regional

Presentación del pacto social, en 2016

Redacción/Pravia

Dos de los ayuntamientos de la comarca de Bajo Nalón, Pravia y Soto del Barco, ya se han sumado al Pacto Social contra la Violencia contra las Mujeres, un amplio acuerdo que impulsa el Gobierno regional y que ha conseguido el respaldo de 45 entidades (13 ayuntamientos, 7 instituciones del sector público, 15 organizaciones sindicales y 10 empresas) y más de un centenar de personas que se comprometen a asumir todas las obligaciones que implica.
Junto a Pravia y Soto del Barco, los municipios que se han sumado hasta ahora a la alianza son los de Cangas del Narcea, Carreño, Castropol, El Franco, Gijón, Mieres, Oviedo, Ponga, Siero, Tapia de Casariego y Tineo. El pacto social, presentado el 21 de julio de 2016 por el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, prevé la aplicación de 150 medidas por parte del Principado, de las que 131 (87%) ya se han puesto en marcha. Esas acciones se dividen en cuatro ejes de intervención: sensibilización y prevención, atención integral a las víctimas de violencia de género, colaboración y cooperación institucional y revisión para la mejora continua. El Ejecutivo autonómico destinará al desarrollo de estas iniciativas casi 8,9 millones en el periodo 2016-2019. La mayor parte de esos fondos, unos 5,9 millones, se dirigirá al eje de atención integral a las víctimas, otros 2,3 se concentrarán en la revisión para la mejora continua y más de medio millón servirá para financiar las acciones de sensibilización y prevención. Para 2016 estaba previsto un presupuesto de 2.173.319 euros, pero la ejecución al final del ejercicio superó la previsión inicial hasta alcanzar los 2.779.529 euros. Algunas de las actuaciones son la puesta en marcha de campañas dirigidas a los jóvenes a través de las redes sociales, la ampliación de los programas de educación afectivo-sexual a todos los centros educativos, la firma de acuerdos con los medios de comunicación o el diseño de protocolos de respuesta interinstitucional en casos de asesinato y acoso sexual. A ello se suma la asistencia jurídica gratuita para los familiares de mujeres asesinadas y el uso de aplicaciones de móvil para detectar las primeras señales de maltrato. En la elaboración del texto participaron todos los grupos de la Junta General, así como asociaciones, organismos e instituciones con representación en el Observatorio Permanente contra la Violencia de Género, la comisión de seguimiento del Protocolo Interdepartamental, el Consejo Asturiano de la Mujer y la comisión de la Red de Casas de Acogida.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón