Publicado el: 08 Ago 2017

Los pravianos defienden un Xiringüelu sin ‘macrobotellón’

El incidente abre un debate público sobre el modelo de fiesta aunque la mayoría destaca que “cuatro camorristas” no pueden ensombrecer el resto de la jornada

Una de las participantes en la fiesta asegura que los alborotadores siguieron con peleas a botellazos en la villa

Imagen del Xiringuelu de este año / Foto de Lucía Martínez

Redacción / Pravia

Los incidentes ocurridos al finalizar el Xiringüelu con la carga de la Guardia Civil en el bar de la fiesta han abierto un debate en las redes sociales sobre el modelo de fiesta. Los pravianos defienden su Xiringüelu pero se oponen a que una minoría de camorristas ensombrezca el buen desarrollo de la jornada. “Apena ver que la carga de la guardia civil es la noticia, pero no hablan de las 12 ó 15 horas anteriores, que realmente fue cuando se vivió el Xiringüelu, que transcurrió como debe transcurrir, fiesta, alegría y buen ambiente, pero claro, eso no es noticia, eso no da titulares”, señala una praviana. Una testigo de los hechos añade que los que montaron la bronca final siguieron con peleas a botellazos en la villa después de clausurarse la fiesta.

Las redes sociales son un hervidero en el que se vierten todo tipo de opiniones sobre lo ocurrido, aunque lo que trasluce en el fondo es el cuestionamiento del modelo de fiesta que, para muchos, se ha convertido en un macrobotellón, algo que debería evitarse.

Desde la plataforma ‘Pravia al Dedillo’ han hecho público un comunicado en el que expresan su agradecimiento a la Cofradía del Xiringüelu y al Ayuntamiento “por haber salido al paso de noticias absurdas que nada tienen que ver con la celebración de una fiesta que fue ejemplo de hermandad y alegría. La visión tremendista de algunos medios, más preocupados de vender amarillismo que de contar la verdad no va a empañar un gran día de fiesta que ha situado a Pravia en lo más alto de las fiestas que se celebran en España”.

Para otros pravianos el problema viene “de que la gente no sabe comportarse. Yo me fui del prao porque las personas que quedaban allí, si se pueden llamar personas claro… dejaban mucho que desear… Esto no es el Xiringüelu que los pravianos queremos”.

Por su parte el Ayuntamiento de Pravia ha hecho público un comunicado en el que condena públicamente los hechos sucedidos de madrugada en la barra del prau Salcéu, que originó la intervención de la Guardia Civil, que tuvo que cargar contra un grupo de asistentes que se negaban a permitir el cierre del servicio de bar. El Ayuntamiento destaca que ese tipo de incidentes “no se corresponden con el Xiringüelu y su esencia”, y hace hincapié en que a la celebración acudieron unas 32.000 personas, y que la fiesta transcurrió durante todo el día con normalidad, por lo que “el balance de esta edición es muy positivo”.

Desde la Cofradía del Xiringüelu rehusaron hacer declaraciones de momento y remiten al del Ayuntamiento.

Primera baja en la Cofradía del Xiringüelu tras el violento fin de fiesta

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón