Publicado el: 27 Ene 2018

El escaso calado de los puertos de San Esteban y La Arena preocupa a los pescadores

La cofradía de San Juan Bautista denuncian problemas en la zona de la barra, y han presnetado ya varias quejas al Principado

La barra de San Esteban

M. L. / Soto del Barco La Cofradía de San Juan Bautista de La Arena ha advertido ya en dos ocasiones al Principado del escaso calado que tiene el acceso a los puertos de la desembocadura. Los pescadores advierten que en la zona de La Barra, en donde se señaliza con la boya roja el escaso fondo, “hay zonas de muy poco fondo y si viene un velero inglés o francés y no lo sabe es fácil que tenga problemas” señala Eloy Sopeña, presidente de la entidad. Precisamente uno de los asuntos que el alcalde de Soto del Barco Jaime Menéndez Corrales puso sobre la mesa en su última entrevista con el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra fue la situación del puerto de La Arena. “En la actualidad tiene 92 plazas entre deportivos y profesionales. Se están produciendo continuos aterramientos y la desaparición de parte de la xunquera situada a escasos metros del puerto, que contribuyen a que todos estos lodos y tierras se desplacen hacia las zonas de atraque disminuyendo considerablemente el calado del puerto”. Otros años era habitual el dragado en el puerto para atenuar esta situación. Ahora existen inconvenientes en proceder al dragado por las dificultades y prohibiciones en la obtención de los permisos necesarios para depositar los lodos que se extraen del dragado en el mar, para los que el consejero informa que se están buscando soluciones. También comenta que ha habido hundimientos en la zona próxima a la ría y que el año pasado hubo que actuar en el dique de La Arena, con una inversión de 139.024 euros”, informa el regidor. Trabas de los biólogos Desde la Cofradía ya han informado en dos ocasiones “y nos dijeron que lo mirarían, pero lo cierto es que los biólogos ponen trabas. Desde hace al menos dos años no se ha dragado el fondo”. El presidente de la Cofradía no entiende esta actitud “ya que solo se trata de una esquina, de un tramo de 200 metros, en la zona de La Barra que hace curva, donde la boya roja”, explica Sopeña que confía en que las arrolladas del invierno contribuyan de manera natural a paliar la situación, ya que la fuerza del río limpia el fondo. Si embargo añade que esta circunstancia se puede producir ahora en esta época pero que el resto del año el río Nalón baja cada vez con menos intensidad, lo que facilita el depósito de lodos. Sopeña no entiende cómo la draga La Nalona, que atraca en San Esteban, no actúa, cuando lo ha hecho recientemente en Cudillero y aunque aplaude todas las iniciativas de mejora del puerto en ambas orillas recuerda metafóricamente que una casa puede estar muy bien amueblada y ser preciosa y útil a sus moradores pero que si la puerta para entrar esta mal sirve para poco. En ese sentido explica que para que el puerto pueda desarrollarse al máximo es fundamental que el acceso desde La Barra tenga calado suficiente para evitar problemas con las embarcaciones de mayor envergadura, como las lanchas de pesca o, dentro de la deportiva, los veleros.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón