Publicado el: 08 Abr 2018

El “esqueleto” camina hacia la demolición

Podemos organiza un encuentro en el que se anunciaron plazos de ejecución administrativa para el edificio

El “esqueleto” desde la calle Las Fuentes (Foto. R. B.)

Redacción / Pravia

El Círculo de Podemos Pravia convocó este sábado un encuentro vecinal “para explicar el proceso que ha llevado a la inmovilización y amenaza de ruina del Esqueleto del Parque Heno de Pravia”. Al encuentro acudieron una veintena de vecinos de la villa, así como el alcalde, el socialista David Álvarez, invitado expresamente a la reunión.

Pedro Selgas y Jorge Álvarez, portavoces de Podemos Pravia destacan a este respecto “que de este encuentro se consiguieron del alcalde dos compromisos: el término del expediente de declaración de caducidad de la licencia en pocos días, con el inicio del expediente de ruina, y para junio saber quién es responsable de la demolición”. De ambos documentos se desprende que “en diciembre, después de los trámites administrativos necesarios, se deberá ejecutar dicha demolición ya sea por parte de la propiedad, o subsidiariamente del Ayuntamiento”. Desde Podemos se espera pues “que este año las uvas sean sin ‘Esqueleto'”, y recuerda al Alcalde que según el PGOU de Pravia en vigor, “la vigilancia y el control del deber de conservar las edificaciones corresponde al Ayuntamiento, no es responsabilidad de los padres como él respondió cuando el público le preguntó quien era el responsable si había un percance con un guaje”, según señala Jorge Álvarez.

 

El solar está situado en la confluencia de las calles Doctor Argüelles y el área infantil del parque Heno de Pravia, y limita en una de sus paredes con el casco viejo de la villa. Se trata de un pequeño espacio trapezoidal, de unos 740 m², que se comenzó a edificar en 1991, “con un informe municipal que lo desaconsejaba”, según se especifica desde Podemos Pravia. Al margen de que las obras “generaban enormes molestias a los vecinos”, los trabajos fueron paralizados “un par de años después, al parecer por quiebra de la constructora”, según explica el informe del Círculo Praviano. El proceso entero ha supuesto más 25 años durante los cuales la obra, abandonada en plena fase constructiva, y con incipientes puntos de insalubridad y riesgo para los usuarios del parque anexo, permaneció con los pilares al aire, sin paredes ni remate de la estructura. No tardó en ganarse el apodo popular de “El Esqueleto”, un edificio que jamás fue completado.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón