Publicado el: 04 Jul 2018

La huella de ‘Toñito’ en Pravia

Antonio Cuesta es recordado en la villa como carnicero y activista del pravianismo

Toñito Cuesta / L. M.

 

Lucía MARTÍNEZ / Pravia

[Comercios centenarios de Pravia]

El primer carnicero de la saga Cuesta fue Segundo Cuesta Menéndez, que abrió durante algunos años la primera carnicería en la calle de la Victoria, trasladándose más tarde a la conocida hoy por todos en la plaza Conde Guadalhorce.
Con el paso del tiempo comenzó a trabajar con él, “el carnicero de los carniceros” su hijo Antonio Cuesta, para todos conocido como ‘Toñito el carnicero’ (Q.P. D.) quedándose luego al frente de ella, hasta su jubilación.
El nombre de Toñito siempre irá unido a Pravia. En la carnicería era un artista de la carne. Cuando cruzabas esa puerta, siempre salías con una sonrisa, pues de eso se encargaba Toñito. Tampoco era raro ver a su mujer, Esperanza, los fines de semana, ayudándole, compaginando así, su labor de maestra por semana y carnicera los fines de semana.
Decimos que el nombre de Toñito siempre irá unido a Pravia porque aunque por desgracia ya no está entre nosotros, no cabe duda de que está en la memoria y corazón de muchos pravianos. Sus bromas, sus anécdotas, su amor a Pravia, su amor al Xiringüelu, su ayuda desinteresada a cualquier acontecimiento de Pravia y a muchas instituciones, hacían de Toñito una persona imprescindible. Hay que reconocerlo, será irrepetible. Fue jugador del Praviano, una de las mejores voces del Miserere, parte imprescindible del Xiringüelu… En resumen: una de las personas que dejaron huella entre los pravianos.

Marta y Manuel Ángel / L. M.

 

Segundo Cuesta / L. M.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón