Publicado el: 12 Abr 2019

Pedagogía con solera

El colegio San Luis de Pravia es hoy, con 125 años de historia, un proyecto educativo de vanguardia gestionado en cooperativa

Rosa y Emilia, a las puertas del colegio San Luis de Pravia

 

Fernando Romero / Pravia

Decenas de generaciones de pravianos y asturianos han pasado por el colegio San Luis de Pravia, que este año cumple 125 años desde su fundación. La aventura educativa comienza en 1894 con el abogado y empresario León Castrillón, quien junto con Eulogio Suárez, párroco de Pravia y otros ocho pravianos fundaron el colegio. Cada uno realizó una aportación económica de 10.000 pesetas y se recibió una subvención anual de 2.000 pesetas del Ayuntamiento de Pravia.
El Colegio se ubicó en un edificio propiedad de la familia Moutas y posteriormente se realizaron varias ampliaciones. Hoy sigue en el mismo lugar.
En 1898, Sabino Moutas sufragó personalmente clases nocturnas para los obreros de la localidad siendo estas totalmente gratuitas.
Emilia García Peláez, profesora y presidenta de la cooperativa de profesores que gestiona hoy el centro y Rosa Álvarez Artidiello, directora, tienen muy claro que aquel San Luis no tiene nada que ver con el actual, con un proyecto pedagógico muy vanguardista y una gestión en forma de cooperativa de profesores, lo que hace que éstos y las familias estén mucho más implicados en la actividad diaria.
“Cuando vas fuera de Asturias y dices que eres de Pravia todo el mundo conoce Heno de Pravia y el colegio San Luis”, explica Emilia. El centro mantiene su internado a un tamaño más reducido para poder personalizar y tener un seguimiento más directo con los alumnos, la mayoría de fuera de Asturias.
El objetivo de la celebración del centenario es involucrar a los vecinos con el centro y al centro con el tejido socioeconómico de la villa. Y es que el San Luis es toda una institución en Pravia en donde no solo importa la formación sino también la proyección hacia la sociedad y el futuro de sus alumnos.

 

Fachada exterior del Colegio San Luis de Pravia

El centro ofrece educación infantil, primaria y secundaria y están matriculados en torno a los 270 alumnos, con una plantilla de 25 profesores, de los cuales 13 son socios cooperativistas.
“Estamos en el centro de la villa y eso anima a los docentes a impartir sus asignaturas saliendo mucho a la calle, a los parques, a los rincones culturales”, explica Rosa. Defienden la escuela como algo “vivo” y “creativo”, por lo que siempre están pensando en iniciativas que permitan a los niños y jóvenes aprender sin necesidad de imposiciones. Es el caso de los “patios activos”, en donde en cada recreo se organizan actividades voluntarias para que los que quieran hacer algún deporte, jugar al ajedrez o bailar en una discoteca (los viernes en el polideportivo, la actividad más popular). Son actividades muy inclusivas para un colectivo escolar en el que hay una gran diversidad. “En 125 años el San Luis cambió mucho, aunque aún pesa la tradición de haber sido un lugar muy exigente. Pero lo cierto es que muchos antiguos alumnos que vivieron épocas de mayor rigidez lo recuerdan con cariño” explica Emilia.
El centro se constituye como cooperativa de profesores y personal administrativo en 1987, cuando su último director y propietario Manuel de la Torre se jubila. Posteriormente los socios pasan a ser íntegramente profesores. Esta forma de gestión le imprime también un carácter especial a esta escuela, que es gratuita (concertada) y laica y está en continua búsqueda de nuevos programas didácticos que además se desarrollan por parte de un profesorado joven “muy inquieto”.
“Hemos conseguido además vincular mucho a los profesores con las familias y los alumnos, lo que permite educar de una manera muy personalizada con un contacto constante entre todos, en donde prima el respeto y el seguimiento personal. Queremos que sepan que nos preocupamos por ellos”, explican.
Por ese motivo aseguran que no hay problemas de disciplina “salvo los mínimos de convivencia pero que resuelven entre los implicados dialogando”.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón