Publicado el: 04 May 2019

Pravia documenta ante Patrimonio 7 tramos del Camino de Santiago

El arqueólogo Jose Antonio Ron llevó a cabo un completo trabajo de investigación para identificar los tramos, también acudiendo a testimonios vecinales

El concejo de Pravia guarda aún importantes vestigios jacobeos

F. Romero / Pravia

El concejo de Pravia tuvo un destacadísimo papel en la ruta jacobea, al ser el territorio por el que se conectaban el camino primitivo del interior con el de la costa. El arqueólogo José Antonio Ron, experto en esta antigua vía de peregrinación, ha concluido ya el trabajo de investigación que el próximo lunes llevará el alcalde de Pravia a la Dirección General de Patrimonio. Hablará con Otilia Rquejo, su titular. Ahora serán ambas instituciones las que tendrán que decidir cuáles de las siete rutas documentadas por Ron pueden ser recuperadas y señalizadas, para incluir definitivamente a Pravia en el mapa asturiano del Camino de Santiago, una deuda histórica pendiente.

El arqueólogo ha documentado la importancia del paso de los peregrinos por el concejo a través de fuentes bibliográficas y también con trabajo de campo y entrevistas orales con personas que habitan los pueblos por donde transcurren estos antiguos caminos. Muchos de ellas, la mayoría, están ocultos por carreteras, autovías y pistas forestales, aunque hay algunos tramos que se pueden recuperar, si bien están invadidos por la maleza.

La información más antigua hallada de los caminos de Pravia es del siglo XV y hace mención al que venía desde el puente de Peñaflor, atravesando el Nalón para adentrarse por tierras de Candamo hacia Pravia. Se trata del llamado ‘Camino Francés’ de Oviedo a Pravia. También había una desviación importante desde Avilés por Castrillón y hasta Riberas. Se cita mucho también el de Cornellana a Pravia “aunque en este caso no se menciona que fuera jacobeo”, explica Ron, quien entiende que para completar la investigación realizada sería necesario consultar los libros parroquiales de defunciones ya que en ellos se suele mencionar si el difunto era peregrino.

El trabajo de campo ha permitió llevar a la cartografía a escala 1:5.000 todos estos trayectos. Pravia, gracias a este trabajo, recupera su tradición jacobea, olvidada durante siglos “ya que si no hay investigación, desaparece y quitando los trabajos de Juan Uría Riu, hasta los años 90 el Principado no se interesa por documentar la importancia del Camino a su paso por Asturias”, señala el arqueólogo.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón