Publicado el: 02 Sep 2019

Don Jorge deja Pravia

Pesar entre la siete parroquias que atendía por su traslado a Tapia de Casariego tras siete años de actividad, también en Cáritas y como profesor en el San Luis

Jorge Luis en su despacho de Cáritas

 

F. R. / Pravia

Jorge Luis Fernández Cuesta, más conocido como ‘Don Jorge’ o ‘Jorge’ a secas, que es como más le gusta que le llamen, cura de 7 parroquias de Pravia, vinculado a Cáritas y profesor del colegio San Luis, ha sido trasladado tras 7 años de trabajo “muy intenso” a Tapia de Casariego, en donde tomará posesión de su cargo de párroco el próximo 13 de septiembre.

Nacido en 1963, sexto de siete hermanos, es oriundo de Navia. De muy joven se trasladó a Avilés hasta la edad de 18 años, momento en el que empieza a cursar estudios de Medioambiente y Agricultura en León y Madrid. Ejerció esa profesión hasta agosto del año 2000, momento en el que ingresa en el Seminario de Oviedo para cursar estudios eclesiales. Ordenado diácono en el 2006 y posteriormente sacerdote en el 2007, desarrolla sus funciones pastorales en parroquias de Navia y Nava, como seminarista, en San José de Gijón desenvuelve su año de diácono, y su primer año de sacerdote en la Parroquia de Fátima en el barrio de la Calzada, también en Gijón. Posteriormente fue destinado por un periodo de cuatro años al Suroccidente de Asturias. Finalizados éstos, en el año 2012, llega a Pravia para hacerse cargo de 7 parroquias de la zona (Arango, Cordovero, Folgueras, Villavaler, Inclán, Selgas, Escoredo y Villafria) al tiempo que desarrolla de manera muy intensa formación religiosa para adultos en distintas entidades, de voluntariado en Cáritas, a nivel parroquial, arciprestal y diocesano, y profesor de religión en el colegio San Luis.

“Todos los componentes, no sólo de las parroquias donde fue párroco, si no también todos los grupos de vida cristiana de la Colegiata Santa María la Mayor de Pravia, tienen sentimientos encontrados, por un lado se alegran por él, por su nuevo destino y cargo,  por otro, sienten una pena profunda, ya que se va el “incansable”. El cura trabajador que a nada dice que no. Que ayudó y acompañó a todo aquel que lo necesitó. Y por encima de todo, su labor en Cáritas, construyendo una Cáritas de Unidad que da ejemplo de su bondad, que casi toca el cielo, su generosidad y su gran amor hacia los más necesitados. Ése es Jorge. El que todos los días se levanta para “convertirse al pobre” y verse reflejado en él. El que nos enseñó “si en tu corazón habita la “P” de “pasta” no hay lugar para la “P” de “pobre”, si trabajas sólo por la “D” de dinero, te olvidas de trabajar por la “D” de Dios”. Porque cree y trabaja para un Dios, que según él “no sólo existe, sino que insiste” explica Aurora García, directora de Cáritas en Pravia y estrecha colaboradora de Jorge.

Tras varias despedidas ya realizadas a lo largo de estos últimos meses, incluida la Colegiata Sta Mª la Mayor, su último homenaje será a cargo de una de sus parroquias más importantes, Arango, el próximo sábado 14 de septiembre a las 19:30, parroquia que será la encargada, previamente, de darle la bienvenida el sábado 7 de septiembre a las 12:00, a su sustituto Luis Menéndez, oriundo de San Nicolás de Bari, Avilés. Un poco más joven que el saliente, pero con más años de ejercicio, ya que se ordenó unos años antes y tiene experiencia en parroquias de la cuenca minera, Gijón y Siero.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón