Publicado el: 22 Nov 2019

El Principado quiere más “eficacia” en la limpieza de ríos

El consejero de Desarrollo Rural Alejandro Calvo visita los cultivos de kiwi de las vegas pravianas y asegura que Asturias tiene una revolución pendiente con su agricultura

Alejandro Calvo junto al alcalde de Pravia y el gerente de Kiwiastur / Ayto. Pravia

Redacción / Pravia

El consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo, visitó esta mañana las explotaciones de kiwis Kiwiastur y Peñaullán, en la vega praviana y pidió a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico “una mayor eficacia” en la limpieza de los ríos.  Respecto a las inundaciones que se producen en las vegas cada vez que hay lluvias intensas, el consejero cree que hay que marcarse dos objetivos, uno el de los propios productores para que pongan medidas pero también expresó su convencimiento de que la autoridad fluvial debe preocuparse más por el mantenimiento de los cauces. Además, entiende que hay que mejorar la coordinación entre administraciones, empresas y los responsables de las presas para tener en cuenta las mareas  y organizar los desembalses de manera que la incidencia “sea la menor posible”. El alcalde de Pravia, David Álvarez y el gerente de Kiwiastur Francisco Javier Feito acompañaron al consejero.

Calvo es de la opinión de que el sector hortofrutícula de las vegas y en especial el kiwi “es una industria que tenemos que apoyar, y también con un mayor consumo por parte de los asturianos, porque son sanos, sostenibles y de calidad”. El titular de Desarrollo Rural valora especialmente el “patrimonio” de las vegas asturianas “es un potencial de desarrollo que hay que apoyar pensando también en el futuro, ya que el agua es nuestro principal activo y tiene importancia para la agricultura”. En este sentido entiende que hay que proteger los ríos y calificó de “revolución” lo que va a ocurrir con la agricultura en Asturias “que ya está dando frutos, pues tenemos una producción de 5 millones de kilos de kiwi”.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón