Publicado el: 29 Abr 2020

El confinamiento hace aflorar casos críticos en familias pravianas

Cáritas esperaba situaciones de emergencia en mayo, pero esta semana están surgiendo problemas en varias familias del concejo que se han quedado sin ingresos

Aurora García entregando una tarjeta monedero

 

F. R. G. / Pravia

La llegada, ya anunciada del desconfinamiento, aliviará a muchas familias que estaban llegando a situaciones dramáticas en Pravia. El concejo ha visto disparadas situaciones de emergencia de una manera más temprana de lo esperado. Cáritas preveía que los casos más sangrantes se detectarían a principios de mayo “pero ha empezado esta semana”, explica Aurora García, directora en la villa de esta ONG de la Iglesia. “A lo largo de marzo y abril, entre lo que las familias tuviese ahorrado y el adelanto del salario social, se mantuvo más o menos. Pero esta semana creemos que ya empieza a explotar. Ayer ya tuvimos dos familias nuevas en acogida, una que se dedica a la venta ambulante y que, al estar el mercado cerrado, sus ingresos son cero y a la espera de una prestación. La otra, cuyo cabeza de familia ya estaba en el paro, se le acabó en marzo el subsidio y las opción que le quedó es la renta mínima que anda alrededor de los 400 euros y con dos niños pequeños no le llega, por lo que está a la espera de la ayuda contra la pobreza infantil” explica la responsable de Cáritas.

Lo cierto es que uno de los problemas que tienen estas familias más expuestas a la crisis sanitaria y económica es la burocracia.: plazos para presentar la documentación, plazos para resolver, otros plazos para recibir el ingreso… No obstante Cáritas mantiene el acompañamiento en alimentación, aunque creen que las medidas de congelar los alquileres y suministros energéticos han dado buen resultado. Por otro lado Cáritas Pravia valora muy positivamente el funcionamiento que, en esta crisis, han demostrado los servicios sociales municipales de la comarca “y de momento no nos ha llegado ninguna derivación”. Cáritas está trabajando con todas las medidas profilácticas necesarias para evitar contagios. Así, la acogida se hace por teléfono. Se rellena el vale de alimentos o la tarjeta monedero y se va a entregar el día que el participante hace la compra para no hacerle salir de casa más veces de las necesarias.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón