Publicado el: 20 May 2020

Pravia quiere abrir las piscinas el 15 de junio con restricciones

El Ayuntamiento estudia como adaptar las instalaciones para poder reducir su aforo “en condiciones razonables”

Piscina de Pravia

 

F. R. G. / Pravia

El Ayuntamiento de Pravia ya ha dado traslado a la empresa concesionaria que gestiona las piscinas del protocolo que han recibido desde el Ministerio de Sanidad esperando su respuesta en los próximos días, aunque se le ha propuesta la apertura el próximo 15 de junio.  Los ayuntamientos están estudiando la situación “porque la limitación de aforos va a ser compleja y tendremos que idear algo para abrir en condiciones razonables de uso”, afirma el alcalde de Pravia David Álvarez. “Estamos en ello, aunque en la fase 2 no va a poder ser. Tenemos un protocolo general de 80 páginas que recibimos el lunes y estamos analizando como adaptar las instalaciones”, añade el regidor praviano.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado sábado una orden del Ministerio de Sanidad que fija las condiciones de aplicación de la fase 2 de la desescalada por el coronavirus que estarán activas a partir del próximo lunes 25, entre ellas, la reapertura de las piscinas recreativas y las playas para su tránsito y permanencia en las mismas.

Los ayuntamientos podrán abrir las piscinas al público desde el lunes con un aforo máximo de un 30% de la capacidad de la instalación. Si no se pueden mantener la distancia de seguridad entre usuarios se reducirá el aforo.  Para acceder a la piscina es necesario concertar cita previa con la entidad gestora de la instalación. En Pravia se descarta la apertura inmediata debido a la “complejidad” en la aplicación de este protocolo.

Las normas de higiene y prevención se recordarán a los usuarios de piscinas y playas mediante cartelería visible o mensajes de megafonía, así como la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con la Covid-19. Además se deberán limpiar y desinfectar los equipos y materiales habituales como vaso, corcheras, material auxiliar de clases, rejilla perimetral, botiquín, taquillas, así como cualquier otro en contacto con los usuarios. También las superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios, o barandillas, lo que se realizará al menos tres veces al día.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón