Publicado el: 10 Jun 2020

Aguilar y San Esteban dejarán bañistas fuera por la COVID-19

La propuesta de reducir el aforo a un tercio no ocasionará recortes en Los Quebrantos y Las Llanas, y en la principal playa de Muros sólo habrá problemas con marea alta

Playa del Aguilar, con bañistas/ Ayto. Muros

Redacción/Grado

Las previsiones de aforo de las playas asturianas para garantizar la salud pública este verano ya están en manos de los alcaldes asturianos. El Principado ha entregado a los concejos sus previsiones para mantener la distancia social ante la pandemia, que reducen a un tercio el aforo. El informe es detallado, playa por playa, teniendo en cuenta la superficie de cada arenal en pleamar y en bajamar, el aforo habitual, la afluencia media y la máxima, y el aforo recomendado a causa del coronavirus. Con estos datos en la mano, sólo dos playas de la comarca, la de Aguilar y la de San Esteban, tendrán que dejar bañistas fuera este verano, si finalmente se aprueba este programa y se establecen los sistemas de control de los accesos, aún sin definir. El recorte afectará además sólo cuando haya marea alta.

En concreto, el plan establece para Aguilar un aforo de 7.142 personas en marea baja, y sólo 810 en marea alta. La afluencia media del arenal es de 1.200 personas, y la máxima, de 4.000. No habría problemas de aforo con marea baja, pero con la pleamar el recorte sería de unas 400 personas, atendiendo a la ocupación media de la playa en verano. En las de San Esteban, mucho más pequeña, el recorte es muy severo con marea alta, donde se prevé autorizar sólo una ocupación de 18 bañistas. En marea baja, el aforo previsto es de 430 personas. La afluencia máxima en esta playa es de 350 bañistas, y la media de 180, diez veces más del aforo previsto cuando la marea esté más alta. En la playa de Las Llanas no habrá problemas de aforo según estas previsiones, ya que tiene una afluencia media de 150 bañistas, y máxima, de 250. El aforo previsto con la COVID-19 es muy holgado para este nivel de ocupación: 2.520 personas en bajamar y 732 en pleamar, con lo que no sería necesario, de mantenerse la afluencia esperada, hacer ningún recorte.

Situación similar ocurre en la playa de Los Quebrantos, en La Arena (Soto del Barco). El aforo máximo en bajamar para este verano es muy holgado: 15.074 bañistas, y 2.625 con la marea alta. De sobra para acoger a los 800 bañistas que tiene de media la playa, y también a la máxima estimada, que es de 1.900 bañistas.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón