Publicado el: 13 Nov 2020

El CICA, una apuesta decidida por conservar el cine

A lo largo de los últimos años, el cine español se ha reafirmado como uno de los grandes referentes cinematográficos a nivel internacional, triunfando especialmente en Europa junto a otros países como Francia o Italia. Por supuesto, esto habría sido imposible sin el apoyo de la administración pública y el sector privado, que llevan mucho tiempo desarrollando estrategias coordinadas para impulsar nuestras películas en todas las salas de cine.

De hecho, este reconocimiento se ha vuelto a ver hace unas semanas, ya que La trinchera infinita ha sido nominada a los Premios Óscar en la categoría de mejor película internacional. Gracias a ello, las producciones españolas sacan músculo, demostrando una gran calidad y un crecimiento constante que se alargará en el tiempo con mucha seguridad.

Por otro lado, no podemos pasar por alto que esta tendencia a la hora de apoyar el cine español no se limita a políticas públicas a nivel nacional, sino que cada vez más provincias promueven inversiones con el objetivo de ayudar al sector. Uno de los casos más notables es el del Principado de Asturias, que se ha afianzado como una de las comunidades autónomas que más esfuerzos realiza para impulsar el séptimo arte en la región.

Por ejemplo, en la ciudad de Gijón, las salas de cine se han llegado a colar en sus vídeos de promoción turística, demostrando que la pasión por el cine se ha convertido en otra de las señas de identidad de los asturianos. Así, a la hora de resumir la esencia de la ciudad en unos pocos segundos, se destaca este tipo de ocio junto a la gastronomía, el deporte u otros tipos de cultura.

De esta manera, no es de extrañar que Gijón cuente con un Centro de Interpretación del Cine de Asturias (CICA), que se ubica dentro de su mítico casino y se ha convertido en una de sus grandes atracciones turísticas. En este contexto, el objetivo principal de esta iniciativa es el de apoyar la industria cinematográfica asturiana y española, algo que está teniendo muy buenos resultados en la ciudad.

El cine y el casino, dos sectores que se complementan dentro de un mismo edificio y atraviesan por una situación parecida en nuestro país

Por otro lado, es curiosa la ubicación que se ha elegido para el CICA, debido que se combina con el Casino de Asturias en el mismo edificio. Así, estas dos industrias se unen simbólicamente en un momento clave, ya que ambas atraviesan uno de sus mejores momentos de las últimas décadas.

Sin embargo, merece la pena señalar que este impulso en ambos sectores se debe especialmente al desarrollo de Internet y las nuevas tecnologías, que se han convertido en una nueva ventana de oportunidades. De hecho, tanto el cine como los juegos de azar han experimentado un crecimiento espectacular en el número de usuarios a través de la red, gracias a una serie de compañías que han generado una gran fidelidad con sus clientes.

Por supuesto, las plataformas de streaming se han convertido en uno de los fenómenos del siglo XXI, consiguiendo audiencias espectaculares e impulsando una producción propia que era impensable hace unos pocos años. Asimismo, aparte de una gran variedad de contenidos contra los que no pueden competir otros modelos de negocio tradicionales, estas compañías digitales apuestan sin reparos por diversificarse.

Esto se puede observar también en el eGaming, donde existe una gran variedad de títulos a disposición del usuario, al mismo tiempo que cualquiera de nosotros podemos acceder para conocer el blackjack a través del teléfono móvil. De este modo, se establece una relación de confianza que es muy difícil asegurar fuera del entorno online, consiguiendo generar experiencias de 360º en el cliente.

El Principado de Asturias no deja de impulsar su industria turística gracias este tipo de iniciativas, que pasan por la diversificación de la oferta

Finalmente, debemos destacar que el Principado de Asturias está asumiendo este tipo de estrategias, adaptándolas a su industria turística para diferenciarse en un mercado cada vez más exigente y competitivo. Uno de los casos más impactantes tiene que ver con el turismo rural, donde la región se ha convertido en líder indiscutible este verano.

Eso sí, en este caso vuelve a haber una estrategia coordinada detrás que no afecta solamente al turismo, sino que se centra en iniciativas transversales que tienen como meta principal impulsar el desarrollo rural. Así, se trata de revitalizar los municipios, tratando de generar empleo y facilitando las condiciones de vida para que la población no vea las ciudades como una única opción viable.

Por último, esto genera importantes repercusiones en la economía asturiana, algo que repercute en progreso económico y se reinvierte con el objetivo de fomentar otros sectores. De esta manera, el CICA se convierte en un atractivo turístico importantísimo, pero al mismo tiempo puede conservar nuestro cine gracias a las inversiones que se captan a partir de esta misma industria.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón