Publicado el: 08 Jun 2017

El Principado aprueba el Plan de Salvamento en Playas para Muros y Soto

En ambos concejos habrá 17 socorristas que darán sus servicios del 1 de julio al 31 de agosto, salvo en Aguilar, que empieza el 23 de junio

Los arenales con mayor riesgo son Aguilar y Los Quebrantos

Playa de los Quebrantos

Redacción / Pravia

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Plan de Salvamento en Playas del Principado de Asturias (Plan Sapla), el operativo especial que desde 2001 se pone en marcha en colaboración con los ayuntamientos costeros. Muros de Nalón y Soto del Barco están entre los 18 municipios que se beneficiarán. En total, se habilitarán puestos de socorrismo con personal especializado en 66 playas, de las que 58 dispondrán de servicio diario y 7 durante los fines de semana. En Soto del Barco habrá diez socorristas y en Muros de Nalón  siete. Las playas con mayor riesgo son Aguilar, con categoría especial (mayor afluencia) y Los Quebrantos, alto riesgo por sus características físicas. Las Llanas y San Esteban, son de afluencia media (categoría 2) y Xilo, Cazonera y La Atalaya, de categoría 3 (escasa afluencia).

El servicio de salvamento atenderá diariamente la playa de Los Quebrantos desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto. En Aguilar será también servicio diario desde el 23 de junio hasta el 11 de septiembre, mientras que en San Esteban y en Las Llanas solo habrá socorristas los fines de semana y desde el 1 de julio al 31 de agosto.

Los equipos de salvamento estarán integrados en toda Asturias por 300 personas, nueve más que el año pasado, lo que supone la movilización de 277 socorristas y 21 lancheros, el dispositivo humano más importante de la última década, al que se suman 19 coordinadores de seguridad.

El plan especial, que estará operativo hasta el 30 de septiembre, se puso en marcha el 1 de junio con un primer retén de socorristas en tres playas de Castrillón: San Juan, El Espartal y Salinas, y se activará de manera escalonada en el resto a partir del próximo sábado, 10 de junio.

El Sapla persigue cuatro objetivos principales: el rescate de bañistas en peligro de ahogamiento, la asistencia sanitaria a los usuarios de los arenales, la evacuación de heridos o personas enfermas y la prevención para evitar riesgos innecesarios.

Además, permite disponer de un protocolo específico de coordinación de todos los medios y equipos de emergencias que participarán en estas actuaciones durante los próximos cuatro meses: Salvamento Marítimo, fuerzas y cuerpos de seguridad, el Servicio de Atención Médica Urgente (Samu) y Cruz Roja Española, concretamente el equipo de respuesta inmediata de salvamento en medio acuático.

 

Para la ejecución de los convenios con los ayuntamientos, el Sepa invertirá 371.000 euros, de los que 300.000 se destinarán a apoyar a los concejos en la cobertura de la contratación de los equipos de socorristas, y el resto a la adquisición de material. A este desembolso se añaden otros gastos como la cesión del uso de equipos, valorados en 600.000 euros, y el vestuario y equipamiento de los profesionales. Por ejemplo, el Servicio de Emergencias cede a los ayuntamientos 15 lanchas y 8 motos de salvamento cuyo mantenimiento asciende a 40.000 euros anuales, 36 desfibriladores y 132 equipos de telecomunicaciones.

Por su parte, los municipios asumen la mayoría de los costes de personal, la reposición del material consumible y el mantenimiento y reparación de las torres vigía y las tablas de salvamento, entre otros.

En 2016 se llevaron a cabo 11.825 intervenciones en el marco del Plan Sapla, de las que el 90% fueron asistencias sanitarias de primeros auxilios realizadas por el personal de los puestos de salvamento. En 104 casos se requirió el traslado de los afectados a centros sanitarios.

También se efectuaron 174 rescates, 54 con ayuda de embarcaciones o motos de salvamento y 116 directamente por los socorristas.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón