Publicado el: 08 Jun 2017

Fapas demuestra que el lobo traspasó el Nalón

La asociación conservacionista documenta gráficamente la presencia en Candamo de los cánidos

Redacción / Grado

La organización conservacionista Fapas ha demostrado con una foto nocturna la presencia del lobo en las cercanías de las poblaciones, traspasando el Nalón hacia la costa. Fue en Candamo, aunque también ha habido denuncias de cánidos en Las Regueras. A finales del pasado año el lobo mató también cuatro ovejas en Muros de Nalón y volvió a hacerlo en enero. Esta prueba servirá para que el Principado valore la posibilidad de declarar loberos estos concejos, de manera que se puedan pagar indemnizaciones.

El ganadero de Candamo que la pasada semana  descubrió  varias ovejas  muertas en una  finca solicitó el apoyo de Fapas para poder documentar al animal que causó la muerte de su ganado. Las cámaras pudieron detectar la presencia de un ejemplar de lobo juvenil macho, “claramente identificado por sus características morfológicas, como son principalmente las líneas transversales negras de sus dos patas delanteras”, informa la entidad.

Con este documento gráfico Fapas dice que se pone fin “a un conflicto local  generado entre ganaderos y la Administración Regional de Asturias, ya que ésta, no reconoce la presencia del lobo en el Concejo de Candamo y por tanto no atiende a las reclamaciones de los propietarios que consideran al lobo causante  del ganado muerto, ni procede a su indemnización”.

En un comunicado la organización conservacionista lamenta, “la escasa o nula capacidad técnica de la Consejería de Desarrollo Rural del Principado de Asturias para satisfacer las demandas ganaderas con estos casos de  daños al ganado doméstico, creando y manteniendo un conflicto permanente con el mundo rural ganadero, que repercute negativamente sobre la necesaria protección de la biodiversidad”. Niega Fapas que los daños de lobo a la cabaña ganadera asturiana  sean menores que en años anteriores, como recientemente declaró la consejera: “No es cierto, los daños aumentan y solo  son menores si no se reconocen y contabilizan”.

También recientemente las cámaras de vigilancia colocadas por la Guardería Rural de Grado en Soto y Premió, en Las Regueras, confirmaron la presencia de al menos un lobo en el concejo, tal como habían denunciado los ganaderos.

El lobo mató en marzo dos ovejas en Faces (Candamo). El ataque sucedió tres días después de que la consejera de Desarrollo Rural, reconociese en la Junta General del Principado que su departamento estaba “preocupado” por la aparición de estos cánidos salvajes en territorios que no le son propios, entre ellos Candamo.

Son muchas las evidencias que muestran que los lobos están trasladándose a zonas más próximas a grandes núcleos y menos montañosas. El pasado año hubo ataques en Ambás (Grado). Meses antes también se denunció la presencia de cánidos en pueblos próximos a la villa moscona. También vecinos y ganaderos de Candamo denunciaron el pasado año diversos ataques de lobos a ovejas en distintos puntos del concejo como La Mortera, Figareo, Agüera, Villar y otros. Se quejaban también de que la guardería no les admitía los daños “al no ser zona de lobos”. Los principales ataques a ovejas en estos concejos se producen en las zonas más cercanas al río Nalón.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón