Publicado el: 13 Abr 2018

Juan reabre su kiosco, dos meses después de que se lo quemaran

El local ha podido ser rehabilitado gracias a las aportaciones y campañas de solidaridad de los vecinos de Pravia

Juan muestra la fotografía que le regalaron al abrir su kiosco / L. M.

 

Lucía Martínez / Pravia

Los niños de Pravia ya pueden otra vez comprar sus golosinas en el kiosco de Juan, que pudo reabrir hoy su negocio casi dos meses después de que se lo quemaran unos delincuentes que intentaron robarle. El ‘milagro’ se ha producido por la campaña de solidaridad que ha estado activa estas últimas semanas con el objetivo de recaudar fondos para ayudarle.

Los vecinos, especialmente los niños de Pravia, recaudaron para ayudarle a reponer el material 1.025 euros. Siete locales comerciales habían colocado huchas para recaudar fondos. El local fue arreglado por su propietario a través del seguro por lo que el objetivo de Juan era renovar los expositores, lo más caro, y adquirir la mercancía.

Los amigos que le ayudaron en la campaña de apoyo le regalaron al reabrir su negocio una fotografía en la que aparecen todos lo miembros de la plataforma de solidaridad.

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón