Publicado el: 28 Abr 2018

Críticas al retraso de la obra de la senda costera en San Esteban

Los trabajos para asegurar el acantilado no acabarán hasta julio pero se pueden retrasar ya que se está fabricando aún la malla de protección

Estado de la Senda Costera, a la altura de San Esteban, tras el desprendimiento de varias rocas en enero.

F. R. / Muros de Nalón

Los vecinos de San Esteban temen que las obras de emergencia para la protección del acantilado que bordea el área de estancia de la playa del Garruncho se dilaten y no acaben para la temporada veraniega. En estos días no se veía aún movimiento de obras, a pesar de que tiene un periodo de ejecución de tres meses, por lo que, al menos hasta julio no acabarán. Eso si no se retrasan los trabajos encargados a terceros, como la fabricación de la malla o la contratación de una empresa de trabajos verticales. Los vecinos y usuarios han expresado su malestar dado que, para ser una obra urgente “no se pusieron las pilas hasta antes del verano”.

El último Consejo de Ministros aprobó destinar 170.000 euros para llevar a cabo estas obras que han sido adjudicadas a Ferrovial. Los trabajos van a consistir en instalar mallas de protección y asegurar el acantilado, de manera que se pueda garantizar la apertura de la senda costera hasta la playa, que se ha visto afectada.

Los desprendimientos de rocas junto a la playa del Garruncho se produjeron el pasado mes de enero, lo que provocó el cierre temporal de la Senda Costera, que ha permanecido cortada desde entonces. La caída sobre la ruta de varias piedras obligó a las autoridades municipales a intervenir y a impedir, por precaución, el paso de peatones que podrían resultar heridos si el desprendimiento se reprodujese.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón