Publicado el: 22 May 2019

Foto Solidarios

Por María José ÁLVAREZ BRAÑA

Me cuentan emocionadas unas madres el terrible sacrificio que este año harán sus “niños”, 20-24 añitos, dedicando vacaciones al voluntariado. Alabo la idea y pregunto en qué albergue, asilo u hospital ejercerán tan encomiable labor. Y quedo estupefacta al escuchar que irán a Guatemala, India, Camboya o cualquier lugar lejano, aunque la elección del destino depende de la climatología pues ¡tampoco es cosa de pasar mucho calor! Claro, pienso, la solidaridad en Cáritas o Cruz Roja de la esquina es una birria. La traca final llega cuando especifican que la actividad humanitaria comprenderá diez días, y otros veinte serán para recorrer el país pues “los niños” temen que más tiempo entre penuria y pobreza les afecte. Y el resto del verano a la playa, porque vienen todos sus amigos y no pueden renunciar a eso por muy solidarios que sean. ¡Normal!
Tan altruista proyecto (parte turística incluida) lo organiza una empresa especializada en voluntariado por unos 3.000 euros. Así que entre eso, el dinerito para cachondeo posterior, vacunas y vestimentas adecuadas (hay que ir monísimo, con colores que contrasten con las caritas de los negritos para salir bien en la foto dándoles de comer) la broma supone un pastón que, entregado a alguna entidad seria, facilitaría ayuda a muchos. ¿Qué pensarán los misioneros, que se la juegan diariamente, viendo desfilar por las zonas de miseria a estas pandas de pijo-pipiolos, como si fueran a un parque temático, mientras buscan wifi para subir fotitos a Instagram?
Busco una excusa y escapo, no sea que diga lo que pienso.
Partiendo de que cada cual gasta su dinero como considera, algunos pervierten la solidaridad, que sólo es válida si se exhibe y satisface el propio ego. Es la falsa humanidad de redes sociales, porque algunos necesitan que se conozca su visita a las Chimbambas a participar en torneos o carreritas solidarias, alegando que es para recaudar fondos para una buena causa. Aunque luego sean unos chulos de mucho cuidado. Si en verdad quieren ayudar déjense de chorradas y entreguen el dinero de billetes, hotel, equipaciones súper pijis, etc. a las asociaciones que investigan y luchan contra las más crueles enfermedades. ¡No saldrán en fotos y pocos se enterarán, pero será más efectivo y no harán el ridículo! Petimetres petulantes ejerciendo de altruistas….no cuela.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón