Publicado el: 30 Jul 2019

¿Elecciones en septiembre? Veremos

Por José Luis SUÁREZ RODRÍGUEZ

No se puede comprender que a los votantes de un partido que se presenta a elecciones, no se tenga sobre los mismos ni las más mínima consideración a la hora de tomar decisiones por los dirigentes del mismo. Como consecuencia de esa actuación, un gran número de votantes dejarán de hacerlo en la próxima convocatoria por las circunstancias que a continuación exponemos:

Un partido político, con sus siglas, se establece principalmente por unas ideas en la forma y condiciones de gobierno que desean imponer en el país. Suelen ser  principalmente: Economía, Justicia, Educación, Empleo, Sanidad, Cultura, Seguridad, Defensa, Deporte, Vivienda, etcétera. y las personas que lo representan no son más que  meros artífices, elegidos por sus votantes, para hacer llevar a cabo  esas propuestas.

Indudablemente, en la papeleta  que se introduce en una urna  existen las siglas del partido y las personas que lo representan, pero el votante está pidiendo con su voto que se realicen en su localidad, región o país, las ideas que figuran en el programa que con anterioridad se habían expuesto y con las que desea vivir.

Se votan las condiciones que desean establecer y que son muy variables según los distintos partidos, no se votan siglas, no se votan personas, se votan condiciones de vida.

Todo ha cambiado. Los personalismos de los dirigentes de partidos hacen creer que ellos son las piezas clave del voto, lo de menos es el programa, y muchísimas personas caen en ese grave error.

Ahora mismo estamos sufriendo las consecuencias de ese innegable personalismo. El PSOE en el poder y el resto de los partidos no se ponen de acuerdo para un intercambio de programas a establecer en un gobierno, solamente hablamos de personas y de sillones. Cualquier votante se sentiría muy satisfecho si las ideas y condiciones por la que él mismo votó, se cumplieran en el próximo gobierno aunque fuera una pequeña parte de las mismas.

Estamos considerando si la unión a que pudieran llegar estos partidos alcanzara la mayoría absoluta, donde también pudieran repartirse algunos puestos de gobierno para asegurar los acuerdos pactados. En la actualidad entre partidos no extremos no existen grandes diferencias; durante muchos años derecha e izquierda moderados se fueron acercando en muchas e importantes cuestiones, incluso en la dictadura se establecieron reglamentos sociales anteriormente impensables.

Los votantes tienen el derecho a conocer todos los pasos  que se produzcan en esa posible unión o  porqué no se realiza. Luz y taquígrafos sobre los mismos para seguir considerando que estamos en una democracia y de esta manera conocer en el futuro a quién se vota.

Los votantes no votamos personas, no votamos sillones, votamos programas e ideas que nos lleven a una vida más justa. La situación actual hará que se pierdan muchos votos en las próximas elecciones.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón