Publicado el: 14 Ago 2019

Caos y orden se abrazan en esta fiesta [Pregón del Xiringüelu 2019]

Por José Antonio SUÁREZ GARCÍA

En la vida y en las cosas, se producen una serie de coincidencias que tienen que ver con lo que llamamos Teoría del caos. Una proposición o principio que se estudia en ciencias y se pone de manifiesto en el Xiringüelu.

Se enuncia así: «… en el mundo en que vivimos una misteriosa clase de kaos (que significa desorden y alude a fragmentación) acontece tras una «aparente» fachada de orden y sin embargo, en lo más profundo del kaos acecha un orden aún más misterioso…». (Hofstaedter, D.:1979)

Eso sucede en el Xiringüelu desde que lo inventamos y empezamos a organizarlo en Pravia. Caos y orden se dan la mano aquí, se abrazan en esta fiesta.

En relación con mi elección como pregonero, tengo que decir que me siento muy honrado, pero  he de añadir también que la decisión no ha sido adecuada. Primero porque hay otros que lo merecen más que yo y segundo porque no se contó conmigo para proponerme como anunciador de nada. Nadie me preguntó si quería serlo. Simplemente dijeron: «José Antonio pregonero del Xiringüelu 2019», siguiendo esta línea caótica (e incluso catatónica) que, desde siempre, llevamos en la cofradía y en la celebración del evento.

Vayan pues dedicadas mis primeras palabras a quienes, de una u otra forma, contribuyen a que el Xiringüelu haya nacido, crecido y se haya adaptado al paso de los años. Al respeto por la herencia de la fiesta, al bien hacer, al folixero proceder, a la innovación, a la limpieza y, por supuesto, a la seguridad.

A lo largo de estos doce meses, pues se me ha nombrado pregonero con un año de antelación, he recibido de mis amigos múltiples sugerencias:

«José Antonio, da el pregón pero no te enrolles; Tonini, por favor, lo breve si bueno dos veces bueno; José Antonio ¿llevo el bollu pa´ escucháte  o lo dejo pa´ luego?; Jose, voy cronometráte; José Antonio, esto no ye una clase; Tony Manero, acuérdate de Pelúgano,… »

Es decir, he recibido un montón de recomendaciones que me han rogado «ser breve». Por todo ello, ahora mismo cabría la posibilidad de que no diera el pregón, de renunciar públicamente a anunciar nada, de dar la vuelta y marcharme. (José Antonio da media vuelta y se interna en el edificio abandonando el micrófono. Se produce un murmullo en el público y reaparece en el balcón tras unos segundos).

La situación es complicada porque, además, estamos dando una proclama sin Gobierno. Resulta que después de tres meses y pico hemos sido incapaces de formar un Gobierno en nuestro país….

Y como la primera referencia del pregón tiene que ver con lemas, como este de “El Xiringüelu pasa volando” (que veis impreso en la pancarta) voy a tirar encima de la mesa una cita, una que tiene que ver con Pravia, con Avilés, con el Xiringüelu, con todo….

Se atribuye a  Agustin de Hipona (uno de los tres santos patronos de Avilés) y nos remite a los siglos IV y V d. C. Lo recitaré en latín, en homenaje a nuestro querido Manuel López de la Torre, y  dice así:

 «In necessariis unitas, in dubiis libertas, in omnibus caritas».

En lo necesario unidad,

en lo dudoso libertad,

en todo amor (solidaridad, comprensión).

Vaya pues desde el Xiringüelu y para toda España, esta cita a modo de ¡GRITO!

Siguiendo con ellos, (con lemas, frases, quejidos, alabanzas…) podéis ver que debajo del cartel tenemos varios impresos. El último: «El Xiringüelu pasa volando», alude al tiempo. Un amigo mío, Borja, dijo que para él «el Xiringüelu es el día más corto del año». Ello contradice, sólo aparentemente, lo que es el año natural porque estamos en verano, en época de días largos y noches cortas.

La frase tiene que ver con el modo en que él siente el transcurrir del tiempo en este día, en cómo lo percibe y lo disfruta… Vivimos un espacio ocupado por el tiempo. El espacio es reversible, el tiempo todavía no…

Cuando en 2014 la Cofradía -a la que pertenezco- asumió la organización del Xiringüelu, hizo suya la frase «Regreso al futuro». Una propuesta que intentamos escribir desde nosotros mismos hasta donde sepamos y podamos arribar. Porque SER es ser diferente y, a la vez, lo mismo.

Al año siguiente, en 2015, el lema fue «El Salceu te quiere». Tiene que ver con el prao, con toponimia, con agroganadería, con la cultura tradicional asturiana.

En 2016 dijimos «El Xirin pinta bien», porque esta fiesta la enriquecen los dibujos, las casetas, la manera en que la gente se viste y se pinta…

En 2017 nos dimos cuenta de que «El Xirin yes tú», el Xirin  sois vosotros, nosotros contribuimos a darle forma al Xiringüelu, pero la esencia del Xiringüelu, el fondo de la cuestión, lo que realmente merece la pena sois tod@s vosotros.

En 2018 y en medio de un pequeño cisco nacional decidimos que lo mejor era estar «Unidos por la folixa». Aprender  a reír, a cantar, a compartir. El tiempo transcurre mejor desde esa perspectiva.

Y en 2019, «El Xiringüelu pasa volando».

Dos o tres ideas sobre coincidencias, como la del cumpleaños de la Pantoja que es lo que más emocionado me tiene ahora mismo.

Mirad, en 2019 celebramos cosas. Cosas que parecen tener relación o que pueden no tener ninguna:

Hace 500 años Magallanes y Juan Sebastián Elcano comenzaron un viaje para dar la vuelta al mundo,  bueno, pues en ese viaje había uno de Pravia, se llamaba Miguel y era grumete, – qué curioso-.

Hace también 500 años nació (en Avilés) Pedro Menéndez, el primer Adelantado de la Florida. La ciudad más antigua de Estados Unidos (San Agustín, sita en Florida) fue fundada por Pedro Menéndez de Avilés, hijo de María Luisa de Arango, que era de Pravia. En el escudo de Pedro Menéndez hay seis cuervos como los que vemos ahora mismo aquí abajo (señalando la pancarta) y los que podemos observar -también- ahí arriba (señalando para el escudo del palacio de los Moutas).

Para los lingüistas, la tipografía es la encarnación del lenguaje, un cómo que atiende a porqués diversos…

Seis cuervos de Pravia, seis cuervos que Conrado ha tratado bien, que conforman el blasón de nuestro municipio. Seis letras, seis aves capaces de hablar, de citarnos en mayúsculas. Una heráldica imaginativa que nos lleva a un pasado romano y altomedieval, a suscitar hipótesis sobre el origen del topónimo PRAVIA.

Esto  se va extendiendo, se va convirtiendo en un pequeño rollo… Se extiende en el tiempo. Efectivamente, va a haber que acotarlo.

 

Una reflexión sobre ¿cómo? y ¿dónde? estamos:

Hace unos días, viniendo de Mieres hacia Pravia, (entre Corias y Quinzanas) me sancionó tráfico. Me dijo que iba a 97 km por hora en un tramo limitado a 90 y me puso una multa de 100 €. El agente me dijo que si la pagaba en menos de 20 días naturales me harían el 50% de descuento, pero que si el tiempo transcurría que ya no sería posible.

Yo le pregunté al agente, ¿si el cinemómetro era estático o dinámico, si tenían en cuenta el efecto Coriolis, si el radar era nuevo (precisión de +/- 3%) o antiguo (+/- 7%)?. Me dijo «que así no iba a ningún lado». Le pregunté si sabía a qué velocidad gira la Tierra sobre sí misma, ¿a qué velocidad estaba girando Pravia en dirección a Mieres?. Me contestó «que no le interesaba». Y yo le dije: Pravia (que se encuentra a 43,49º de latitud norte y próxima al meridiano de Cádiz longitudinalmente), ahora mismo, está girando a unos 1.210 kilómetros por hora.

Me dice, «no siga por ahí que no va a llegar a ningún lado». Yo continúo, ¿sabe Vd. a qué velocidad se mueve Pravia alrededor del Sol?. – «Ni lo sé ni me interesa».

– Pravia se mueve a 107.200 km por hora…

Bien, ser, estar, caos, orden, Xiringüelu, mirar, ver, interpretar…. Es interesante todo esto.

La teoría del caos explica que el resultado de algo depende de múltiples variables y que por ello es imposible predecir con certidumbre. Que si ponemos un huevo en la cúspide de una pirámide no sabremos hacia dónde caerá.

Mirar no es ver:

Cuando de noche observamos las estrellas, nuestros ojos captan algunas luces que han sido emitidas antes de que Isabel Pantoja entrase en la isla de Supervivientes… La luz de la luna tarda en llegar a la Tierra poco más de un segundo, la del sol 8 minutos, la de la Nebulosa del anillo (sita en la constelación de La Lira) fue irradiada hace 2.283 años, antes del nacimiento de Cristo, y la de la  galaxia Andrómeda brotó hace 2,5 millones de años, cuando el hombre era aún un proyecto. Abrir los ojos al cielo es contemplar su pasado, su historia, y es que mirando lejos miramos atrás.

En el Xiringüelu, cuando cae la tarde, algunas miradas ven más allá de Andrómeda y la mente fluye de modo impredecible. «El Salcéu non ye un prao, ¡ye un observatorio astronómico!».

Deconstrucción y hermenéutica de fiesta, espacio y tiempo desde el Xiringüelu….  José Antonio ¡vaya rollo que estás mangando! Toca algo. Toca un blues. ¡Vamos allá! (Asturias, dear country suena en la armónica; los asistentes la corean…).

De nuestra Villa toma un recuerdo,
un pañuelo, una canción, un grito,
algo que vuele o pase,
la cintura de un vaso de sidra,
el sol de una sonrisa.
Te lo pedimos porque queremos
gozar contigo aquí y en el Salcéu;
porque el silencio tiene derecho a la hermosura,
porque sentimos que en esta fiesta
somos capaces de compartirnos.
La tierra nos da vueltas cada día
y queremos oírte a borbotones,
como el metal al son de la campana.
Del aire libre prisioneros,
a la orilla del río de la vida,
en el Xiringüelu, en Pravia, juntos,
hagamos profesión terrestre,
toquemos tierra con el alma.
¡Puxa Pravia! ¡Puxa Xiringüelu!

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón