Publicado el: 14 Oct 2019

Asturias dará hasta 75.000 euros para trabajar en el campo

El Gobierno regional prepara un cambio en el Plan de Desarrollo Rural para aumentar la ayuda y ampliarla a mayores de 40 años

Ganado en la feria de La Ponte

L. S./Oviedo

Unas de las prioridades del nuevo Gobierno regional es mantener la actividad económica en el campo, atrayendo o reteniendo a agricultores y ganaderos que quieran desarrollar su proyecto vital en la zona rural. Para facilitar su instalación el Principado prepara un nuevo cambio en el Plan de Desarrollo Rural asturiano, que rige el reparto de las ayudas europeas Leader.
“El relevo generacional es nuestra política prioritaria. Tenemos, además, un elemento a nuestro favor, que es el arraigo de la gente que ha crecido en el campo. Hay un arraigo muy fuerte y hay que aprovecharlo”, asegura el consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo. Para facilitar al máximo que los proyectos agroganaderos sean viables y prosperen, se está tramitando una modificación en el Plan de Desarollo Rural, que aumentará la ayuda para la primera instalación a 75.000 euros, y eliminará el límite de edad, que hasta ahora se fijaba en 40 años, ya que se consideraba que se trataba de una ayuda dirigida a “jóvenes”. “Estará destinada a todo el que quiera desarrollar su actividad en el campo, atrayendo a personas que puedan sufrir desempleo en otro sector. El objetivo es llevar al máximo la ayuda a la nueva incorporación”, señala Alejandro Calvo.
Esta sería la segunda ampliación de estas subvenciones, financiadas con los fondos europeos Leader y que gestionan los Grupos de Desarrollo Rural. En 2019, la anterior consejera, María Jesús Álvarez, impulsó un aumento de estas ayudas, que se duplicaron, pasando de 25.000 a 50.000 euros, aunque se mantuvo el límite de edad de 40 años.
También está previsto ajustar las políticas del Leader para facilitar la diversificación, es decir, impulsar proyectos empresariales no directamente vinculados al sector primario. Las condiciones para obtener estas ayudas requerirán acceder a la formación adecuada y disponer de un plan de empresa, entre otros requisitos.

Un ‘Uber’ rural. Otro de los aspectos en los que hace hincapié la consejería es la mejora de los servicios públicos en las zonas rurales. Entre ellos, el transporte público, con un modelo de taxi a demanda, un sistema ya apuntado en el Plan de Movilidad regional. “Podría implantarse una especie de Uber rural, utilizando los servicios de profesionales ya afincados en los concejos”.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón