Publicado el: 02 Jul 2020

El archivo de Pravia recibe el legado del escritor Benito García Casielles

La familia encontró papeles jurídicos, cartas, dos obras de teatro y otros documentos del jurista ovetense al reformar una de las casas edificadas frente a la Colegiata

Entre los archivos hallados está una carta a Godoy y un relato de la primera guerra carlista en la zona, explica su tataranieto Paco Casielles

La casa de la familia Casielles en Pravia, en donde apareció la valiosa documentación

F. R. / Pravia

La familia Fernández Casielles ha donado al Ayuntamiento de Pravia, para su conservación, estudio y difusión, el archivo personal del escritor y magistrado ovetense Benito García Casielles Meana (1798-1855), de cuya obra se tenía noticia pero que se consideraba perdida. El legado incluye manuscritos con poemas, teatro, ensayo, obras de carácter jurídico y documentos de carácter personal. Un fondo considerado de gran interés para la historia de Asturias y de Pravia, dado que Benito casó en segundas nupcias con una mujer de la familia del Busto, de Pravia y todos sus descendientes son pravianos. Fermín Canella nombra en El Libro de Oviedo a Benito García Casielles en su capítulo de ‘Ovetenses Ilustres’. De él dice que fue presidente de la sala de la Audiencia de La Coruña, académico de la historia y autor de varias obras jurídicas y literarias. Este legado será presentado públicamente en un acto institucional en la biblioteca municipal el 24 de julio

Su tataranieto es Paco Casielles, exalcalde de Pravia,  empresario y persona muy conocida en la villa por su implicación en el movimiento asociativo y deportivo del concejo. Él es uno de los promotores, con el resto de familiares, de esta donación. “Estábamos reformando la casa de mi abuela que tenemos frente a la Colegiata y aparecieron en un armario bien guardados y protegidos un montón de papeles. Recurrí a mis tíos y planteé qué hacíamos con ellos. Los miré y escogí unos cuantos. Estaban en buen estado aunque me era difícil leerlos pues tiene una caligrafía de hace 150 años. Llevaba tiempo dándole documentos de interés para Pravia a la bibliotecaria Cristina Jerez y papeles míos y un día hablando con ella salió a relucir Benito y dijo que era una pena que su obra estuviese perdida y que la Consejería de Cultura nada tenía. Sonreí. Tengo yo toda su obra, dos obras de teatro, y numerosos documentos y cartas…” relata Casielles. Junto con el historiador Cristian Rangel, Cristina fue estudiando y seleccionando esta importante documentación “y quedaron encantados”, añade Casielles.

“Hablé con la familia y decidimos ceder parte de la documentación siempre que se garantizara su conservación en el archivo municipal porque cuando muera nuestra generación los más jóvenes que viven en casas más pequeñas no podrán guardarlo y antes de que aparezca en Cogerrsa preferimos que se conserve en Pravia. Hay que tener en cuenta que hay documentos interesantísimos para la historia de Asturias, como cartas a Godoy, o un relato de la primera guerra carlista, una escaramuza que hubo entre Soto de Luiña, Pravia y La Espina en la que intervino Benito y la paró”. El resto son papeles judiciales “que pueden servir para ilustrar cómo se vivía en España hace 150 años”. En total son cuatro archivadores que estaban guardados en un armario protegido contra la polilla.

Benito García Casielles era ovetense. Nació en 1798 y fue bautizado en la iglesia de San Tirso. Su primera mujer murió de cólera, tras un viaje a Madrid y el magistrado se casó años más tarde con una mujer de la Casona del Busto, praviana. Paco Casielles sabe que hay otras familias en Pravia que guardan archivos importantes y les pide que las donen al archivo municipal “no se puede perder toda esa documentación y tiene que quedarse a Pravia y que los historiadores vengan a Pravia a investigar”, afirma.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón