Publicado el: 18 Nov 2016

Condenado un vecino de Avilés a pagar 2.880 euros por colocar trampas en Candamo

El furtivo, que colocó cinco lazos de acero en un eucaliptal de Los Veneros, tendrá suspendido el derecho de caza durante un año

lazo-de-acero

Un lazo de acero, en una imagen de archivo

Redacción/Santo Adriano

Un vecino de Avilés, natural de Soto del Barco, ha sido condenado al pago de una multa de 2.880 euros y a inhabilitación para el ejercicio de la caza durante un año por colocar cinco lazos de acero en un eucaliptal de Los Veneros, en Candamo. El furtivo, que fue identificado en septiembre de 2015 por agentes de la Guardia Civil, reconoció los hechos durante el juicio, celebrado en el Juzgado de lo Penal número 1 de Avilés, y pidió perdón por su actuación, por lo que durante la vista la Fiscalía aceptó rebajar a la mitad su petición inicial, que suponía una multa de 4.320 euros y la inhabilitación de dos años para la caza. En caso de impago de la multa, el condenado deberá ingresar en prisión. La sentencia es firme, ya que tanto la Fiscalía como la defensa del avilesino anunciaron que no recurrirán el fallo.



 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón