Publicado el: 10 Oct 2017

Asturias pedirá ayuda a la UE para luchar contra la pluma de la pampa

Los expertos alertan de que la planta invasora se ha multiplicado por diez en las dos últimas décadas y consideran que la costa es especialmente vulnerable, por el trazado de la autovía del Cantábrico

Redacción/Pravia

El Principado pedirá ayuda a la Unión Europea para intentar luchar contra el plumero de la Pampa, una planta invasora que se ha convertido en uno de los problemas ambientales más graves de Asturias, y ante el que la comarca es especialmente sensible, ya que afecta sobre todo a la costa, a los estuarios de los ríos, como la desembocadura del Nalón, y al trazado de la autovía del Cantábrico, ya que es el tráfico de este corredor uno de los factores de contaminación, pues los vehículos diseminan la semilla. De hecho, el problema ha aumentado en la costa asturiana, sobre todo en la zona oriental, desde que se abrió la A-8.

El debate fue planteado la pasada semana por Foro Asturias en la Junta General, que exigió al Gobierno una actuación decidida para intentar poner freno a su expansión. Esta tarde el debate fue suscitado por IU en la comisión de Infraestructuras y Medio Ambiente. Durante la comisión, el consejero, Fernando Lastra, se comprometió a reclamar ayuda a la Unión Europea. El diputado de IU demandó también el compromiso de que este objetivo, eliminar la cortaderia selloana del paisaje de Asturias,  cuente con una partida en el presupuesto del próximo año, al margen de las actuaciones de estudio que financia La Caixa y que abarcan a un amplio número de especies invasoras, no solo el plumero de la pampa. Fernando Lastra también coincidió con Ovidio Zapico en que la invasión del plumero es uno de los problemas medioambientales más importantes a los que se enfrenta Asturias.

El diputado de IU también subrayó la necesidad de establecer la cooperación con otras administraciones, entre ellas la estatal, y las de las comunidades vecinas, ya que de nada serviría eliminar esta planta invasora en un terreno sin hacerlo del colindante dado el gran poder de transmisión de las semillas de las mismas. Así ocurriría también en las zonas limítrofes a las fronteras regionales o en terrenos de carreteras estatales o incluso corporaciones empresariales también afectadas, que deberían implicarse también.

Ovidio Zapico advirtió durante su pregunta en la Comisión de Infraestructuras y Medioambiente que no pretendía hacer del asunto un debate técnico, sino político. Ahora lo que toca, advirtió, es saber el número de hectáreas afectadas, cuya eliminación podría alcanzar los 9.000 euros por metro cuadrado y conocer qué cantidad aporta cada administración implicada.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón