Publicado el: 12 Ene 2018

La ascendencia sotriana de Ángel González

Los vecinos piden que se coloque una placa en el décimo aniversario de la muerte del poeta en su casa familiar de Riberas

Redacción / Pravia

Estos días se cumple el décimo aniversario de la muerte del poeta Ángel González, que aunque era ovetense, tenía una gran raigambre en Soto del Barco, concretamente en el barrio de Ucedo, en Riberas, en la carretera de Riberas a Los Veneros. Su casa familiar, la de doña Clotilde, todavía se conserva. Por eso algunos vecinos, entre ellos el concejal IU de Pravia, Jesús Lastra, han pedido que se coloque una placa que recuerde las estancias del poeta en el caserón. La petición no es nueva,  ya que en la década de los 80 del siglo pasado la antigua Asociación de vecinos Marcelino González  de la que fue presidente el propio Lastra llevó la misma petición al Consistorio de Soto.

Según explica Lastra la abuela de Ángel González era de Riberas “y el pasó parte de su infancia y juventud en la casa de una tía que hoy todavía existe en esta localidad en uno de sus barrios llamado Ucedo y conocida como Casa Clotilde. Por eso mi petición y la de más vecinos de Riberas al Ayuntamiento de Soto del Barco de una placa de recuerdo al poeta en sus estancias por Riberas”.

Ángel González en su juventud, en Riberas / Foto cedida por Jesús Lastra

 

Ángel González Muñiz fue un poeta  de la Generación del 50. Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1985 y académico y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1996. Publicó su primer libro de poemas en 1956. Tuvo una trayectoria vital muy rica y especial, ya que una tuberculosis le hizo lector y escritor. Sufrió las consecuencias de la Guerra Civil. Estudió derecho y periodismo y residió en Sevilla y Barcelona. Ganó un premio Adonais en 1956. Luego, en los 70 se fue a México y acabó residiendo en Estados Unidos, aunque siempre tuvo a España y Asturias en su equipaje.

Deje su comentario

Comentarios recientes

La Información del Bajo Nalón