Publicado el: 04 Abr 2018

El Principado lamenta un nuevo agravio en la cuota de la xarda

La consejera de Desarrollo Rural, “indignada” tras el anuncio del Gobierno del nuevo reparto de 655 toneladas que discrimina a los pescadores asturianos

María Jesús Álvarez, en una imagen de archivo

Redacción/Pravia

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales lamenta que las nuevas cuotas de pesca de la caballa comunicadas ayer por el Gobierno de España acentúen las diferencias en el reparto entre las distintas flotas “dando más a quien más tiene”. Esta es la conclusión del Principado ante la decisión de la Secretaría General de Pesca de repartir 655 toneladas de xarda para la modalidad de otros artes distintos del arrastre de fondo y del cerco del caladero Cantábrico y Noroeste de forma proporcional entre las comunidades del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia.

La titular del área, María Jesús Álvarez, comparte la indignación del sector pesquero asturiano y considera esta decisión una “lamentable pérdida de la oportunidad de atajar las inexplicables diferencias entre los cupos de las distintas flotas del Cantábrico y el Noroeste”. De hecho, la nueva distribución se basa en el mismo sistema que, según la consejera, “perpetúa dos categorías de pescadores: la de los que no agotan los recursos disponibles y la de quienes tienen que luchar para mantener la rentabilidad de sus empresas”.

Álvarez ha insistido en que los hechos demuestran que el reparto realizado por el Ejecutivo central no tiene fundamento real, pues en 2017 generó flotas excedentarias en posibilidades de pesca frente a otras deficitarias. “Si el reparto inicial, basado en unos muy discutibles derechos históricos, fue injusto, lo es más que las cuotas sobrantes perpetúen las desigualdades”, ha subrayado. Como ejemplo de la ineficacia del modelo, ha destacado el hecho de que las flotas que han generado los sobrantes se incluyan de nuevo en el reparto de esos excedentes.

Además, ha lamentado la falta de comunicación previa con las comunidades autónomas y también que no se haya explicado la procedencia de las más de 600 toneladas que, según la comunicación del Gobierno central, no se pescaron el pasado año ni se pudieron aplicar como flexibilidad interanual. “Es un sistema opaco y es absurdo seguir escudándose en un plan de gestión cuyas órdenes reguladoras han sido anuladas reiteradamente por la Audiencia Nacional y por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en lugar de aprovechar las oportunidades para igualar las expectativas de todos los armadores del Cantábrico y el Noroeste”, ha incidido la consejera.

Recientemente, el secretario general de Pesca ha anunciado cuotas “personalizadas” para 2019, incluyendo el bonito y, posiblemente, el bocarte, en esos repartos. La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales considera que la distribución actual supone un nefasto punto de partida para animar a las comunidades y a los sectores pesqueros a afrontar nuevos modelos. “No es posible utilizar el bonito o el bocarte para arreglar el reparto de la xarda y antes de sentarse a hablar de repartos de nuevas especies debe solucionarse el expolio de la caballa”, ha concluido Álvarez.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón