Publicado el: 23 Jul 2018

Más control en el reparto de las parcelas del Xiringüelu

La Cofradía comienza hoy a distribuir el espacio del prau Salcéu para la ubicación de las casetas, con nuevas normas impuestas por Delegación de Gobierno

Casetas del Xiringüelu, el año pasado

Redacción/Pravia

La Cofradía del Xiringüelu comienza hoy a repartir a las peñas las parcelas del prao Salcéu, con normas más estrictas de seguridad, dictadas por Delegación de Gobierno. Las peñas tendrán que identificar a tres responsables mayores de edad y las casetas deben estar abiertas al exterior para mayor seguridad. “Se fabricarán del modo tradicional (estructura de puntales de madera y cubrición mediante
toldo) y en una sola planta. Deberán quedar abiertas al exterior estando prohibidos de forma expresa “los zulos laberínticos” dada la falta de seguridad de los mismos. Se prohíbe la instalación de generadores de corriente, la utilización de combustibles y cualquier otro tipo de producto o instalación que vaya en detrimento de la seguridad de las personas. Está terminantemente prohibida de la música amplificada en las casetas. La superficie de la caseta no debe exceder el límite de su parcela (5×5 metros)”, especifican las normas difundidas por la Cofradía.

Hoy y mañana, de 10 a 13,30 horas, en la sede de la Cofradía, ubicada en la biblioteca de Pravia, las peñas que tienen adjudicada parcela del año pasado deben renovar la autorización. Se mantiene la misma tasa del año pasado, 40 euros. El miércoles, 25 de julio, las peñas disconformes con la parcela asignada el pasado año (2017), o las que quieran una parcela y no acudieran a la fiesta el año pasado pueden optar a una, por orden de cola y eligiendo sobre plano, en el mismo lugar y horario.

La Cofradía ha convocado también el premio a la mejor caseta, en el que la participación este año será voluntaria, facilitando un teléfono a los organizadores.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón