Publicado el: 03 Ago 2018

“El Xiringüelu ha crecido mucho; es como meter a Soria en un prao”

“Tendremos más de 200 efectivos de seguridad y estamos preparando la organización de la fiesta desde hace 5 meses”

Alejandro del Busto

 

[ENTREVISTA]

Fernando Romero / Pravia

Alejandro del Busto (Agones, 1987), es concejal de festejos, deportista y xiringüeleru de pro. De seguridad entiende bastante, pues es bombero en el BRIF de Tineo y sabe que la fiesta del Xiringüelu puede gustar más o menos, pero es cien por cien segura y, lo más importante “divertida y pacífica”. Hoy arranca el principal evento del año de Pravia que tendrá su gran día este domingo.
– Todo listo para el Xiringüelu ¿Se han reforzado las medidas de seguridad?
– Se han ido mejorando paulatinamente en los últimos 5 años. Este es el 5º Plan de Autoprotección que aplicamos, está todo protocolizado. Empezamos para un público de 10.000 personas y ahora estamos entre 32.000 y 35.000.
– Mucha gente. Supongo que para un Ayuntamiento pequeño es vital coordinarse con otras administraciones…
– La coordinación es vital. Tenemos reuniones con Delegación de Gobierno, con todos los cuerpos y fuerzas de seguridad, seguridad privada, personal sanitario y protección civil, la cofradía y el transporte. Es una de las fiestas más potentes de Asturias, como comprenderá tiene que hacerse bien. Piense que metemos en un prao de dos hecrtáreas a casi la misma población que Soria.
-¿Cuántos efectivos estarán presentes el domingo en el prau Salcéu?
– Calculamos que más de doscientos, no solo en el prao sino en todo el entorno. Contamos con la llegada de 200 autobuses y por ejemplo, hay que controlar muy bien el tráfico.
-¿Este año habrá alguna medida especial?
-No. Incidiremos algo más en la activación del plan en zonas potencialmente conflictivas y en horarios de horas punta, entre las 3 de la tarde y las 9 de la noche. En los momentos de máxima afluencia estaremos más atentos y establecemos un centro médico en el mismo espacio de la fiesta.
-¿Están creciendo en afluencia año a año? ¿No se quedará pequeño el espacio actual?
– Desde 2014 que lo cogió la Cofradía y dejó de hacerlo una empresa privada hemos pasado de 8.000 a 32.000, hemos multiplicado por cuatro la asistencia. Ahora se ha estabilizado algo pero sigue creciendo. El prau Salcéu tiene aún cabida para más. No se barajan de momento nuevos escenarios para la fiesta.

“Desde 2014 en que lo cogió la Cofradía y dejó de hacerlo una empresa privada hemos pasado de 8.000 a 32.000 personas en el Xiringüelu, hemos multiplicado por cuatro la asistencia”


 

-¿Y las casetas?
-Tenemos asignadas un máximo de 145 para las peñas. Se convocan año a año.
-El incidente del año pasado, con una carga policial ¿ha afectado a la buena imagen de la fiesta? ¿Se ha abierto un debate sobre el modelo de fiesta?
-Para nada. Originalmente el Xiringüelu nace en una época gris, de carencias sociales y era una manera de que los vecinos se juntaran y tuvieran una jornada de convivencia. Se mantiene ese espíritu que no van a estropear cuatro que han bebido de más y que golpean un mostrador. Eso es algo que puede ocurrir en una fiesta. Aquí nos juntamos amigos y vecinos a pasar una jornada divertida y pacífica.
-¿Queda algo para el comercio y la hostelería de la villa?
– Es cierto que muchos entran al prao y luego se van, pero hay retorno. Piense que los conductores de autobuses, protección civil, agentes, charangas… comen en Pravia.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón