Publicado el: 19 Feb 2019

Pravia y el Camino de Santiago (I)

Por José Miguel HERNÁNDEZ

Aproximadamente hace un año D. José Luis Suarez escribía en este periódico sobre el paso del camino de Santiago por la villa de Pravia. Es de mucho interés las aportaciones que hace sobre su existencia y las oportunidades que ello supone para esta villa histórica. Muestra sencillez y claridad. Me anima a hacer algunas reflexiones sobre el Camino y su repercusión económica.
Dos partes tiene el artículo de D. José Luis, ambas concatenadas. Por un lado, la divulgación de la existencia de una ruta del Camino de Santiago que antiguamente discurría por la villa de Pravia y otra parte, actual, derivada de la oportunidad económica que en torno al Camino se produce en todas las localidades por donde discurre el mismo y que nuestra villa dejaba pasar.
Dentro del primer apartado y formando parte de un proyecto personal de difundir la existencia de los caminos más significativos que confluyen o parten del Camino Primitivo actual que inicia su andadura desde la ciudad de Oviedo por el interior de nuestra tierra astur a la ciudad que hoy custodia los restos de Santiago el Mayor (El Zebedeo), he de adelantar que partir de una sola idea referida a un único itinerario para llegar a Santiago supone una valoración encasillada similar a considerar los caminos trazados actualmente como los auténticos al oficializarlos. Sin embargo, no es menos cierto que hay trazados que coinciden con rutas jacobeas que conservan su peso específico para considerar el trazado señalado como el más cercano a los seguidos por los peregrinos, o, en bastantes casos como el más transitado.
La oficialización del Camino y sus trazados por parte de las autoridades, incluidas las europeas, no tiene otro fin que amalgamar una idea cultural, incluso religiosa, con el hecho material para que sirva de motor a los asentamientos por donde discurren las diversas rutas jacobeas.
Está documentado por notables estudiosos de este fenómeno que hubo trazados en uso que obligarían a los romeros a utilizar los diversos caminos existentes en cada época debido a causas variables de muy diversa casuística. Las causas de ello son muy variables; un sin fin de motivos que conforman una red amplia de caminos que la documentación histórica que existe sobre cada lugar de paso podrá consolidar una realidad del camino unida a ese lugar afianzando, o no, la existencia y uso de la ruta por esa población. Estoy de acuerdo con la afirmación de D. José Luis sobre el itinerario del primer camino realizado por Alfonso II. No obstante, el beneficio de la duda siempre existe, salvo prueba en contrario. Es difícil determinar que la ruta actual fuera la empleada y me inclino más por considerar que habiendo caminos que llevaban hacia las tierras gallegas tanto por el interior como por la costa, similares a los que se emplean en tiempos modernos, no impide valorar que lo hubiera hecho por tierras más conocidas por él.
No obstante, personas estudiosas del tema creen deducir de documentos antiguos que fuera factible que la ruta seguida fuera realmente por el interior. Es una ponderación para respetar sin descartar otras, que igualmente serían fruto de la deducción extraída de antiguos documentos. Difícil se muestra el asunto máxime a que no hay documentación sobre su viaje. ¿Que hubo caminos a Santiago que desviaban del interior y se acercaban a la costa? sin duda. El propio y ahora menos olvidado por Pravia, el que va desde Salas por las Gallinas dirección a Luarca; desde La Espina … trazados que eran bien conocidos y transitados. En cualquier caso, los tiempos pusieron más piedras para consolidar la ruta muy parecida a la actual y es lo que debe de contar a estas alturas.
Un hecho es cierto, todos los enlaces con la costa fueron dejando de usarse en favor de rutas por asentamientos poblacionales del interior que aseguraban el discurrir por sus caminos y convertirían el camino en un trazado más directo sin descartar otras causas.
No es una pérdida de tiempo ni de esfuerzos el tratar de identificar trayectos y rutas mientras no se caiga en el encasillamiento y pensamiento único. En la divulgación de este camino, como de cualquier otro, se ha de estar a los hechos, causas ambientales, sociológicas etc., que nos muestra cada momento histórico y seguramente que encontraremos paralelismos con la situación actual.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón