Publicado el: 08 Abr 2019

Dos perros, atados al quitamiedos en el Alto el Praviano

Los vecinos recurrieron a las redes sociales para buscar algún voluntario que atendiera a los dos animales hasta que pudieran ser entregados al Ayuntamiento de Soto

Los dos perros, en la imagen compartida en redes para buscar ayuda

Redacción/Pravia

La necesidad de una perrera para albergar y cuidar a los animales abandonados quedó patente ayer en el concejo de Soto del Barco. Según señalan los vecinos, que recurrieron a las redes sociales para buscar ayuda, una patrulla de la Guardia Civil retiró a los perros de la vía pública, para evitar accidentes. Cuando se avisó al Ayuntamiento, al ser domingo, no había personal disponible para hacerse cargo de los animales, que quedaron atados en el quitamiedos. Los vecinos reaccionaron pidiendo ayuda urgente en las redes sociales, y una voluntaria se personó en la zona para recoger a los perros. Finalmente, pasadas las nueve de la noche acudieron agentes de la Policía Local de Soto para hacerse cargo de los animales, que ya habían sido retirados, por lo que los residentes les facilitaron el contacto de la persona que se había encargado de ellos.

El Ayuntamiento de Soto del Barco, como otros pequeños concejos de Asturias, tiene numerosos problemas para atender a los animales abandonados, ya que tiene competencias pero carece de medios para darles un trato adecuado. Por ello, se ha sumado, junto a Muros de Nalón y Pravia, al consorcio que encabeza el Ayuntamiento de Avilés, para construir un albergue que pueda dar servicio a toda la comarca. El consorcio ya está creado, y está en fase de adquisición del terreno y ejecución de las obras.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón