Publicado el: 30 Jul 2019

La comarca pide al SESPA que equipe al odontólogo de Pravia

El Ayuntamiento de Soto del Barco quiere que se retome la reivindicación de los tres concejos para que el Principado dote al servicio de un equipo de radiografía dental y evitar los desplazamientos a Oviedo

“Es una vergüenza que la gente tenga que ir desde los pueblos de la comarca gastando dinero y tiempo a Oviedo para una radiografía, como hace 50 años”, señala el edil sotriano Cándido Alonso

Centro de Salud de Pravia

 

F. R. G. / Pravia

El Ayuntamiento de Soto del Barco ha retomado una vieja reivindicación asumida por los tres concejos de la comarca: dotar al odontólogo del servicio público de salud de Pravia de un equipo de radiografía dental para impedir que los vecinos se tengan que desplazar a Oviedo. “Es una vergüenza que gente que vive en pueblos de Cudillero, de Soto, Muros y Pravia se tengan que desplazar perdiendo tiempo y dinero, primero a Pravia y luego a Oviedo para tener que quitarse una muela” dice Cándido Alonso, concejal del equipo de Gobierno del consistorio sotriano.

Hace cuatro años los tres ayuntamientos presentaron mociones que luego se dirigieron al SESPA pidiendo que se dotará de dicho equipamiento al odontólogo de Pravia, que atiende a la comarca. A la iniciativa se había sumado también Cudillero. El periplo que los vecinos tiene que hacer para extraer una muela en esta comarca es surrealista. Primero tienen que desplazarse a Pravia, allí les mandan al consultorio de La Lila, en Oviedo para hacerse la radiografía y luego, vuelta a Pravia para rematar la operación. “Esto es como hace 50 años, impensable en este momento, pero es así. Sacarse una muela aquí es interminable.” señala Alonso quien además recuerda que el SESPA nunca contestó a la petición de los ayuntamientos. “A la gente de los pueblos, que tienen pagas pequeñas, les causa un gran trastorno y por eso muchos acaban yendo al dentista privado, cuando existe un servicio público”, señala.

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón