Publicado el: 14 Feb 2020

Los ganaderos avisan en Oviedo: “Hemos tocado fondo”

Cientos de personas del campo asturiano cortan la calle Uría para exigir “menos burocracia, porque sin el campo no hay futuro”

El sector revienta contra la subida de los costes de producción “a pesar de que nosotros vendemos al precio de hace 20 años”

La manifestación celebrada hoy en Oviedo / F. R.

F. Romero / Oviedo

Cientos de ganaderos tomaron este mediodía el centro de Oviedo para protestar por la situación del sector primario. Ganaderos de carne y leche, agricultores, apicultores, pastores… cortaron uno de los carriles de la principal arteria de Oviedo, la calle Uría. Exigen menos burocracia administrativa, menos palabras de los políticos y “más hechos”Ramón Artime, presidente de ASAJA, uno de los sindicatos convocantes lo tiene claro: “hemos tocado fondo. Vemos año tras año, días tras día, cómo vamos perdiendo poder adquisitivo y eso es peligroso, porque este es un sector muy familiar que se hereda de padres a hijos y si los hijos ven que no da para vivir abandonan y el campo muere y sin campo no hay futuro“.

Artime explica que los costes de producción de los ganaderos han crecido muchísimo: “la seguridad social, el gasóleo agrícola, la energía eléctrica, los piensos… y los ingresos por venta tanto de carne como de leche siguen igual que hace 20 años“. Añade que esa pérdida de poder adquisitivo está acabando con el sector y favorece que los pueblos se vacíen “y los políticos en la Junta de comedia con su bla, bla, bla y escribiendo libros muy bonitos sobre lo agropolitano… pero no miran por la gente joven del sector para que mejoren sus rentas y su calidad de vida”. El representante de ASAJA asegura que el problema no son los distribuidores: “para llegar a acuerdos de precios es necesario primero cambiar las leyes españolas y europeas”, asegura.

Por su parte el tevergano Anselmo García Magdalena, de Asturias Ganadera fue autocrítico: “la propia gente del medio rural tiene que movilizarse más, porque si no, además del abandono del que ya somos objeto van a venir a pisotearnos. Nos resistimos a creer que la nuestra es una causa perdida. No creemos al consejero del ramo, es un vendedor de humo. Solo cuentan los hechos dirigidos a mejorar el medio rural. No hay hechos”.

Ángel Lagar, concejal de ganadería del PP de Teverga expresó que hay que apoyar el mundo rural y advirtió que en la negociación de la nueva PAC hay que tener en cuenta la idisosincrasia de la ganadería extensiva “y no regular a todas las ganaderías por el mismo rasero. La cornisa cantábrica tiene sus peculiaridades y es diferente nuestra ganadería a la del resto de España”. Para Nati Fernández, concejal del PP del Ayuntamiento de Quirós que acudió a la manifestación como ganadera destacó los malos precios que tiene el sector. “No puede ser que estemos vendiendo el ganado igual que hace 30 años. es vergonzoso”.

La manifestación estaba convocada por COAG Asturias, UCA y Asaja bajo el lema ¡Por unos precios dignos y respeto al medio rural!. Para los convocantes “los agricultores y los ganaderos no somos el problema sino la solución porque poblamos el medio rural, producimos alimentos para todos, cuidamos el territorio y prevenimos incendios”. A su juicio el ganadero solo percibe una parte mínima de lo que paga el consumidor por el producto por lo que cree que es imprescindible “frenar el reparto desigual del valor y la estrategia de venta a pérdidas de las grandes superficies”.

Respecto al medio rural, entienden que la despoblación es una realidad “que requiere un apoyo decidido y firme del sector, con menos burocracia, más facilidad y mayores incentivos y posibilidades para la incorporación de los jóvenes al campo porque sin campo no hay futuro”.

Destacaron también la necesidad de control de la fauna salvaje debido a los “constantes” daños a sus cosechas y a la cabaña ganadera “que supone una merma económica para nuestras explotaciones y un peligro para los habitantes del medio rural”. Además criticaron la “criminalización del sector”: “los agricultores y ganaderos estamos sufriendo continuas campañas de desprestigio y desprecio y tenemos que estar en el lugar que merecemos, como el verdadero sustento alimentario de toda la ciudadanía”.

Respecto a los purines señalan que debido a la estructura del terreno, topografía y pluviometría de Asturias “la aplicación de purines mediante el sistema de plato, abanico o cañones es la única viable y no produce efectos más negativos que la aplicación mediante inyectores, por lo que debería ser permitida”.

La organización Asturias Ganadera, que no estaba entre los convocantes aunque acudió con una gran pancarta a la manifestación de Oviedo, quiso diferenciar su discurso del del resto de los sindicatos ya que “no compartimos la falta de beligerancia de los sindicatos convocantes, que aprovechan un movimiento rural espontáneo para justificarse y hacer creer que hacen algo”. En este sentido aseguran que no existen sindicatos “reprentativos” del sector agroganadero. Respecto al consejero de Desarrollo Rural  Alejandro Calvo fueron contundentes: tenemos un consejero andariego y que hasta ahora solo ha vendido humo, michas declaraciones a favor del medio rural pero ninguna medida efectiva concreta. Ni vemos hechos como respuesta a necesidades urgentes, ni cumplimiento de las obligaciones legales como la tramitación de oficio de la devolución de los montes comunales”.

Asturias Ganadera pide también un mayor apoyo  al mercado de proximidad frente a las grandes superficies “que podría permitir a los productores vender directamente a los consumidores productos de alta calidad a precios razonables y justos para todos”.

A la manifestación acudieron también numerosos apicultores vestidos con el traje de faena reivindicando más medios para luchar contra la avispa asiática y exigiendo una baremación de daños en las colmenas, por lo que no cobran indemnizaciones. También hay una parte del colectivo en pie de guerra contra la tramitación de la IGI, al considerar que favorecerá a envasadores frente a los pequeños productores.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón