Publicado el: 20 Feb 2020

El Bajo Nalón, excluido de las rebajas fiscales por despoblación

Ninguno de los pueblos de los tres concejos de la comarca se incluyen en el listado del Principado para las deducciones del IRPF y otras medidas por pérdida de vecinos

zona rural de Pravia

Redacción/Pravia

Ninguno de los pueblos de la comarca (Pravia, Soto del Barco y Muros) serán declarados por el Principado en “riesgo de despoblación”, según la resolución de la consejería de Hacienda, que hoy ha salido a información pública, un periodo de alegaciones que finaliza el próximo 18 de marzo. Los residentes de estos pueblos no podrán beneficiarse de las deducciones fiscales aprobadas por el Gobierno regional, beneficios fiscales “por nacimiento o adopción a partir del segundo y sucesivos hijos, para contribuyentes que se establezcan como trabajadores por cuenta propia o autónomos y por los gastos de transporte público para residentes”.

El Principado ha establecido un primer criterio para seleccionar a los concejos en los que se aplicarán estos incentivos: tienen que tener menos de 5.000 habitantes, una densidad de población inferior a 50 habitantes por kilómetro cuadrado o haber sufrido un descenso del 20 por ciento de sus habitantes en los últimos veinte años. Si cumplen dos de estos tres requisitos, ya se pasa a examinar, pueblo por pueblo, cuáles cumplen los requisitos para ser declarados “en riesgo”.

 

Las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno regional beneficiarán a unos 2.500 núcleos rurales que cumplen uno de los dos criterios y se consideran «susceptibles de especial protección«. La consejera hizo este anuncio recientemente «con cautela», ya que la resolución debe pasar aún un trámite de información pública en el que puede sufrir alguna variación. Cárcaba hizo este anuncio en respuesta a una pregunta del diputado de Foro Adrián Pumares, que pidió conocer los criterios de aplicación de los anunciados incentivos fiscales, incluidos en el presupuesto regional y que considera «insuficientes, pero un primer paso» para frenar la sangría demográfica del área rural asturiana. Las medidas fiscales, que tendrán vigencia desde el 1 de enero pasado, prevén deducciones en el IRPF por nacimiento o adopción, por establecerse como autónomo o trabajador por cuenta propia y por gastos de abonos de transporte.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón