Publicado el: 17 Abr 2020

22 personas denunciadas en Pravia por saltarse el confinamiento

La policía local interceptó en un mes casi 300 vehículos y dieron el alto a 531 vecinos

 

Un policía local en Pravia

F. R. G. / Pravia

La policía local de Pravia ha denunciado a 22 personas por no respetar el decreto de confinamiento debido a la pandemia por coronavirus. Los datos corresponden al periodo comprendido entre el 15 de marzo y el 13 de abril. Se trata de una cifra reducida en proporción al número de personas interceptadas en ese tiempo, que se elevó a 531, mientras que se dio el alto a 296 vehículos. Los datos han sido facilitados por el Ayuntamiento de Pravia, que, sin embargo, matiza que las denuncias son remitidas a Delegación del Gobierno, que, en última instancia es quien decide si a esas denuncias les corresponde o no una sanción administrativa. Para ello se cotejan con datos de la Guardia Civil y la Policía Nacional, de manera que se suele dar prioridad en la sanción a los reincidentes u casos más graves.

Los días que más denuncias se impusieron fueron el 21 y el 24 de marzo y afectaron a tres vecinos cada día. Por lo general no suelen producirse denuncias en Pravia sino apercibimientos. Hasta 35 personas fueron interceptadas en los primeros días del confinamiento, cifra que en vehículos ha llegado hasta 25 en una sola jornada, cuando aún muchos vecinos no se lo tomaban en serio hasta que las Fuerzas de Seguridad del Estado comenzaron a dar el alto a vehículos y paseantes.

La infracción más leve, un desplazamiento injustificado, le cuesta al denunciado 601 euros y la más alta, la organización o participación en eventos, supone un desembolso de 10.400 euros. La primera y más habitual se aplica cuando un agente para a un ciudadano que circula por la vía pública y no tiene forma de demostrar que lo está haciendo bajo las excepciones establecidas. Se contempla incluso la actitud que muestren las personas apercibidas en el momento. Así, una postura de menosprecio puede ser castigada con 2.000 euros y una intimidación, con 3.000. Además, la pena por incurrir en comportamientos violentos puede llegar a 10.400 euros. Por otra parte, si el ciudadano es ‘reincidente’ en la circulación irregular, la sanción ascendería  1.200 euros.

No obstante la validez de buena parte de las denuncias en las que se aplique  la desobediencia a la autoridad desde el inicio del estado de alarma está en el aire si se atienden las consideraciones de la Abogacía General del Estado sobre cómo se deben tramitar. La abogada general del Estado, Consuelo Castro, sostiene en un informe que una infracción por desobediencia a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana exige que previamente haya un requerimiento expreso e individualizado del agente al ciudadano infractor y que este lo desobedezca posteriormente.

 

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón