Publicado el: 25 May 2020

Retrasos en la cesión del suelo para el punto limpio de Pravia

Cogersa y Confederación alcanzan un nuevo acuerdo de cesión de uso por 25 años prorrogables, que permite desbloquear los trámites legales y burocráticos del proyecto para su construcción en la zona de la Azucarera

El suelo que se cederá a Cogersa se sitúa detrás del edificio de la azucarera, al otro lado del río

F. Romero / Pravia

Escollos legales y burocráticos en la tramitación de la cesión del suelo, propiedad de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico a Cogersa, han retrasado el proyecto para la construcción del tan necesario punto limpio en Pravia. No obstante, según explica el gerente de Cogersa Santiago Fernández, “hemos conseguido un acuerdo de cesión en un formato especial, se trata de una cesión de uso por 25 años prorrogable hasta 50, lo que nos permite desbloquear el proyecto, ya que hasta que el suelo no se nos ceda no podemos disponer de presupuesto para su redacción y para la ejecución de la obra”.

Hace un año la Junta de Gobierno de Cogersa aprobaba el convenio de la cesión de una parcela detrás la Azucarera, en el que han negociado a tres bandas desde 2018 tanto la Confederación, propietaria de los terrenos, como el Ayuntamiento de Pravia y Cogersa. La inversión estimada supera el medio millón de euros. La parcela, al otro lado del río Nalón tiene una superficie de unos 7.500 metros cuadrados.

Las pretensiones del Ayuntamiento de poder disponer del punto limpio en 2020 no serán factibles a causa de este retraso en la cesión. “Los trámites para este tipo de gestiones entre administraciones son complicados, máxime cuando tenemos además que negociar en Madrid, si bien con la presencia de Manuel Gutiérrez en la Confederación los trámites se agilizan mucho. Estamos esperando a que nos cedan los terrenos pero hasta entonces no podemos disponer de presupuesto para contratar el proyecto y realizar el estudio de implantación para trasladarlo al ayuntamiento y contratar la obra”, explica Fernández, quien no se atreve a señalar una fecha “pueden ser dos meses, pero es algo que no puedo garantizar”.  El alcalde de Pravia, David Álvarez, informa, por su parte, que estaba a punto de firmarse la cesión antes de que se decretara el estado de alarma por el COVID-19 pero espera que a partir de ahora se agilice y, “aunque no me quiero meter en camisas de once varas al menos esperamos que las obras comiencen antes de fin de año”. Se basa para hacer esta afirmación en que, en el momento en que se firme la cesión todo irá rápido, ya que el borrador del proyecto existe y la obra no requiere ninguna modificación del Plan General.

Los vecinos de Pravia tienen que acudir a Salas, Muros o a Piedras Blancas para acercarse a un punto limpio, cuya demanda es ya antigua. Este punto limpio permitiría a los pravianos depositar residuos especiales que, por sus características o composición, deben segregarse del resto de la basura doméstica para recibir un tratamiento especial con el fin de favorecer su reciclaje y evitar problemas en el tratamiento de otros. El Punto Limpio se situaría en terrenos que en su momento fueron expropiados por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico con motivo de la ejecución de las recuperación ambiental del río Aranguín y que fueron entregados al Ayuntamiento de Pravia para ser destinados al uso público.

Pravia está a la cola de reciclaje entre los municipios asturianos. No llega al 8% de residuos depositados en contenedores especiales, según datos de 2019, siendo lo que más se recicla el papel y el cartón y el vidrio. En el último año del que hay datos tan solo recicló 423 toneladas, un porcentaje que duplica el concejo de Muros (16,23%)  y que también supera el otro concejo de la comarca, Soto del Barco, con casi un 12% .

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón