Publicado el: 29 May 2020

Buen tiempo y desescalada, la mejor cura psicológica tras el confinamiento

Los ayuntamientos costeros insisten en que hay que respetar la distancia de seguridad en el uso de las playas

Playa de Aguilar ayer

Redacción / Pravia

El tiempo veraniego y anticiclónico de estos días ha coincidido con el levantamiento de la prohibición de acceder a las playas por la entrada en la Fase 1 de la desecalada. Numerosas familias acudieron ayer a las playas de la comarca, respetando, por regla general, las normas sanitarias de distanciamientos de dos metros.  Desde los ayuntamientos de Soto del Barco y Muros se recuerda que los bañistas deberán hacer un uso “responsable” de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario. La ubicación de objetos personales como toallas, tumbonas y elementos similares se llevará a cabo de modo que se garantice un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios, salvo en el caso de bañistas convivientes o que no superen las 15 personas.

En la playa está permitida la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico,
permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón