Publicado el: 19 Nov 2016

[Entrevista] “El lobo se utiliza para tapar otros problemas”

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, califica de “retroceso impresionante” el levantamiento de los acotamientos forestales

[Entrevista]

Juan Carlos del Olmo, en Páramo (Teverga)

Fernando Romero / Teverga

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo (Madrid, 1966) ha pasado unos días en Asturias, concretamente en Villa de Sub Páramo-Valle del Privilegio en donde desde hace seis años tiene una casa. Amante de Asturias, a la que aborda siempre desde el Puerto de Ventana, conoce bien sus problemas. Desde la sede de WWF en Madrid es uno de los dirigentes de una de las asociaciones conservacionistas más influyentes en el mundo, presionando siempre a los gobiernos en favor de la defensa del medio ambiente. En España cuentan con 45.000 socios.
– Recientemente vecinos de Páramo han tumbado en los tribunales los instrumentos de gestión del parque de Las Ubiñas-La Mesa ¿cómo lo valora?
-Los planes no pueden quedarse en el papel, no pueden ser una mera figura jurídica. Hay que mejorar ese aspecto. No es aquí solo. Lo hemos denunciado en todas partes que los parques tienen que estar dotados de inversión y estudios económicos y tienen que contar con la gente que vive dentro, entre ellos los ganaderos. Debe fomentar la actividad económica de sus habitantes.
– ¿Puede encontrarse el equilibrio entre esa actividad y la protección de la naturaleza?
– Claro. De hecho la filosofía es el desarrollo sostenible. Tienen que fomentar los usos compatibles con la naturaleza. No es fácil y siempre está sometido a muchas tensiones.

“El conflicto de los ganaderos con la fauna salvaje desaparecería si hubiera más
medidas de prevención y los daños se pagaran de manera más ágil”

- No sé fuera de Asturias, pero aquí hay mucha tensión ahora mismo entre Adminsirtración y la gente del campo…
– Es generalizado aunque en el caso de Asturias es particular, está en una deriva. Yo no acepto que se diga que los parques vayan en contra del desarrollo local. Y hay un discurso interesado en ese conflicto. Otra cosa es que la gestión del territorio implica diálogo contínuo y que todos los actores estén en la mesa. Los parques no son un freno al desarrollo sino lo contrario. En todos los sitios de España donde hay parques la renta per cápita es más alta. La biodiversidad desaparece en el mundo y necesitamos conservar esos espacios y hay que hacerlo dándole ventajas a los que viven en esas zonas. En Asturias hay que bajar el suflé, los ánimos, y empezar a hablar en serio entre todos. El oro de Asturias es su naturaleza.
– La protección de la fauna salvaje ha generado un acercamiento de ésta a los pueblos que genera conflictos. ¿Cómo se debe gestionar esta situación? ¿Que opina de esa imagen de Asturias con cabezas de lobo colgadas de señales?
- Niego la mayor. Una cosa es el oso, en donde se ha avanzado muchísimo y estaba perseguido. Hoy la percepción social sobre el oso ha cambiado en Asturias, que considera al oso como una parte de su patrimonio y es el motor de la economía de muchas zonas como la Senda del Oso. Toda la vida el oso se ha acercado a las casas. Si la administración actúa rápido e indemniza no habrá problema. Caso muy diferente es el del lobo, aunque no creo que sea el problema de la ganadería en Asturias. Es un problema de convivencia que hay que gestionar. Los daños del lobo a la ganadería están por debajo del 1%. Ahora, que hay un problema social y político, está claro, y se está gestionando muy mal por la Administración y hay sectores muy interesados en azuzar el conflicto del lobo. En cuanto a los que cuelgan las cabezas, son cuatro irresponsables y la imagen internacional que dan es penosa. Hay que perseguirlo y se necesita contundencia. Hay un clima permisivo hacia la matanza de lobos que la propia Administración ampara. Asturias ha hecho un gran esfuerzo por crear una marca de naturaleza y eso cuesta mucho para que se acabe así por unos cuantos descerebrados.
-¿Pero cómo se soluciona el problema del lobo?
-Primero hay que ver si hay un problema… y no lo creo
-Lo hay, solo hay que ver lo que está pasando en la zona rural…
-Si hubiera más medidas de prevención y si los daños se pagaran de manera más ágil desaparecería el conflicto.

“Los que cuelgan cabezas de lobos son cuatro descerebrados a los que hay que perseguir. Están tirando por tierra años de creación de una marca ligada a la naturaleza”

– ¿Qué opinión tiene de las especies invasoras como el avispón asiático? ¿Tiene solución?
– Las especies invasoras y exóticas empiezan a ser un problema grave. Antes era marginal, pero ahora la UE gasta miles de millones en luchar contra estas plagas. Con el avispón asiático no se intervino a tiempo. Nosotros lo denunciamos en muchas ocasiones y ahora es muy complicado actuar. Era lo que les faltaba a las colmenas. Nadie sabe cómo se combate. La legislación española en especies invasoras es muy avanzada pero quieren cambiarla por diversas presiones. Asturias debe ser muy estricta en combatir las especies invasoras.
-El Principado ha anulado los acotamientos forestales en zonas quemadas ¿Qué le parece la medida?
– Es un retroceso impresionante. Es una figura creada por la Ley de Montes para proteger durante un tiempo esos suelos. En Asturias el 80% de los incendios son intencionados y el 75% son quema para pastos. Se eliminaron los acotamientos en contra de la prescripción de los técnicos y eso no se puede aceptar.

“Hay que cambiar la PAC para que destine más fondos para la agricultura tradicional y no para la intensiva, que destruye el medio ambiente”

-Pero aumentan los incendios y no creo que sea porque de pronto todo el mundo se haya hecho pirómano ¿Hay alguna razón de fondo? ¿Tiene algo que ver la PAC y sus ayudas a los pastos?
– La PAC tiene mucho que ver. El problema de la ganadería en Asturias se está polarizando hacia el lobo y sinceramente, pero ese no es el problema de la supervivencia de la ganadería. El lobo es una cortina de humo para no hablar de otros problemas. El problema es que hay una política comunitaria que deriva todos los recursos aun tipo de agricultura determinada cuando la ganadería que fomenta la naturaleza y la biodiversidad la marginan. Nosotros acabamos de lanzar una campaña porque la Comisión Europea abrió una consulta pública para la próxima reforma de la PAC y nosotros defendemos que el mundo rural esté ligado con la naturaleza y para eso debe ser un mundo rural vivo. Queremos presionar para que haya más fondos para aquellas actividades que no sean las intensivas. El 80% van para esto, a pesar de que seca los acuíferos, es más contaminante… España está perdiendo un montón de sistemas tradicionales marginados de la PAC.
Lo relevante es la supervivencia de la ganadería, que los ganaderos vivan cada vez mejor, que se fije población y nosotros defendemos eso. Los fondos de la PAC deben ser para mantener el mundo rural vivo. Otro problema es que falta relevo generacional.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón