Publicado el: 12 Oct 2017

[Entrevista] Jaime Menéndez Corrales“Nos preocupa el despoblamiento”

“Estamos haciendo un esfuerzo enorme para amortiguar el elevado paro”

 

Fernando Romero / Soto del Barco

A Jaime Menéndez Corrales (La Corrada, 1956) alcalde de Soto del Barco le corresponde hasta el 2019 ser presidente de la mancomunidad de las Cinco Villas en la que se integran Pravia, Soto del Barco y Muros de Nalón. Su principal preocupación en este momento es el despoblamiento rural y el paro, por lo que el principal objetivo de esta entidad supramunicipal es amortiguar ambos problemas, aunque no es fácil.
– ¿Tienen los vecinos del Bajo Nalón conciencia comarcal?
– Estoy convencido de que existe ese sentimiento de comarca desde hace muchos años. No en vano los concejos de Muros de Nalón y Soto del Barco pertenecieron a Pravia hasta el año 1836. Aparte del dato histórico, son muchas cosas las que nos unen: la mancomunidad, el Grupo de Desarrollo Rural… sin olvidar que muchos de nuestros escolares cursan la enseñanza secundaria en Pravia.
– ¿Por qué abandonaron esta entidad supramunicipal Salas y Cudillero?
– Es una decisión que en su momento tomaron esos Ayuntamientos. No entro a valorarla.
-¿Cuales son a su juicio los principales problemas de la comarca?
– El despoblamiento es uno de los problemas más graves, así como el envejecimiento. En veinte años el Bajo Nalón ha perdido más de 5.000 habitantes. El paro sigue siendo alto, y en diez años dos empresas de prefabricados metálicos han cerrado destruyendo mas de 600 puestos de trabajo en la zona. Estamos realizando un esfuerzo enorme con los programas Leader para amortiguar esta situación. La escasez de suelo industrial es otro de los problemas, junto con la falta de suelo agrario utilizable.
¿Qué opina del consorcio entre varios concejos para crear un albergue de animales? ¿Realmente es un problema para los ayuntamientos el tema de los perros abandonados?
– La idea para crear un albergue de animales en la comarca de Avilés y aledaños viene de antiguo. En algunas épocas del año sí es un problema porque, por desgracia, aún se siguen produciendo abandonos de animales y es difícil gestionar ese problema desde concejos pequeños. Es una competencia exclusivamente municipal y tenemos que buscarle una solución, que, en este caso, pensamos que es mejor plantearla desde un grupo de Ayuntamientos que en solitario. No voy a negar que existan algunos escollos, pero estoy convencido de que saldrá adelante.

 

“Creo que ha sido un año muy bueno, concentrado, turísticamente hablando, en un corto espacio de tiempo. La hostelería de la zona, en lo que a mí me consta, está esperanzada”


 

– La agricultura tiene un importante peso económico en la comarca ¿Se están viendo afectadas las cosechas por el cambio climático?
– El incremento de la superficie cultivable y la profesionalización de la actividad agraria, han permitido un aumento cuantitativo y cualitativo del sector, que lo han convertido en un referente a escala regional.
El cambio climático es evidente que está ahí. Es de necios negarlo, no aceptar la realidad. Supongo que la climatología incide de manera muy importante en las cosechas, así como la ausencia de lluvias y su desigual reparto o cambios bruscos de temperatura.
– Relacionado con lo anterior ¿también ha afectado a la pesca de la angula?
– Me imagino que también influye de manera importante, por el cambio en las corrientes marinas. A esto hay que sumar la contaminación, los obstáculos con los que se encuentran las angulas cuando retornan a los ríos a desarrollarse, la pesca…. aunque sobre esto último hay que decir que existe un Plan de Explotación de la Ría del Nalón, desde hace años, que permite que se siga pescando la angula de forma controlada. Si no fuera por ello, a estas alturas estaría vedada la especie, como lo está en muchos países de Europa.
– ¿Cómo ha transcurrido la temporada turística?
– Creo que ha sido un año muy bueno, concentrado, turísticamente hablando, en un corto espacio de tiempo. La hostelería de la zona, en lo que a mí me consta, está esperanzada en que ésa sea la tónica para los próximos años. Desde los Ayuntamientos se ha incidido en la promoción. Este año hemos estado en FITUR y creemos que eso se ha notado.
– Últimamente se han producido algunos graves accidentes en las carreteras de la comarca ¿son peligrosas?¿Cómo valora su mantenimiento?
– No creo que sean especialmente peligrosas, pero se podría mejorar su mantenimiento: firme, limpieza y desbroce de márgenes. Además, algunas necesitan una intervención integral, demandada desde hace años tanto por ayuntamientos y vecinos.

Comentarios:
  1. Marta dice:

    Llegar a Soto del Barco por su rotonda es llegar al tercer mundo.Marquesinas de autobús que da pena mirarlas, subterráneo pintado a medias puesto que se debió acabar la pintura y nadie más se preocupó de terminar, fachadas abandonadas con edificios que amenazan con cornisas a punto de caer sobre alguien, una terraza de cafetería precintada por la policia y que aún así interfiere en el tráfico de una calle, cableado al aire de luz,teléfono…que transportan al visitante a otra época y quizás a otros países en subdesarrollo, contenedores quemados sin reponer, parque infantil descuidado y con la mínima inversión…Ni tan si quiera una senda desde Soto a la Arena dónde los chavales del concejo no tengan que ir por la carretera junto a los coches, limpieza de sus calles que deja mucho que desear, farolas viejas,feas….puede decirme por favor cómo hace esto atractivo para fijar población en un concejo que tanto tendría que ofrecer. Dese un paseo por sus calles….no es tan difícil percatarse de las carencias que hay en Soto del Barco. Ay mi querido Soto, qué te han hecho…..o mejor dicho QUE NO TE HAN HECHO

    • Paco Molina dice:

      Son ganas de exagerar
      Soy de Madrid, todas las personas que conozco y vienen a conocer Soto lo encuentran encantador para vacaciones. Lo que no hay es trabajo para instalarse, pero este es un mal a escala nacional que no lo arregla ningun alcalde. Mariano parece que tampoco.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón