Publicado el: 27 Oct 2017

Agones pierde su viejo pino

La Parroquia rural decide talar el ejemplar del parque de San Miguel “por motivos de seguridad” ante el riesgo que suponía su gran envergadura

El pino talado

 

Redacción / Pravia

El viejo pino del parque de San Miguel de Agones (Pravia) ha sido talado. La parroquia rural lo decidió así para evitar problemas de seguridad. En su lugar plantarán dos árboles. La presidenta de la Parroquia Rural Patricia Campo ha afirmado que “ante el riesgo inminente de que la pinácea, que había adquirido una gran envergadura, pudiese ocasionar algún accidente, sobre todo ante la inminencia de la llegada del periodo invernal, y las posibles adversidades meteorológicas, se optó por talar el ejemplar, conservando únicamente el tronco principal del mismo y retirando el resto de la copa”.

Las labores de talado, que tuvieron lugar el pasado sábado,  han sido encomendadas a una empresa especializada, que también se ocupó de la retirada de los restos de ramas procedentes de la corta.

La presidenta de la Parroquia Rural de Agones informó que “antes de la tala, personal de la guardería dependiente de la Consejería de Desarrollo Rural inspeccionó el ejemplar para constatar que no se trataba de una especie protegida y evaluar la situación, asegurándose así de no dejar ningún cabo suelto al albur de la improvisación”.Añade que “se ha tenido que priorizar la seguridad de los usuarios del parque de San Miguel, y del vecindario en general, máxime al tratarse de un lugar frecuentado por niños, y se ha adoptado la decisión más adecuada para salvaguardar esta seguridad, sin olvidar tampoco que uno de los grandes valores de las Parroquias Rurales es su entorno natural, que debemos conservar y gestionar con la mayor diligencia posible”, razón por la cual “se plantarán dos ejemplares que sustituyan al árbol talado, garantizando la continuidad y la renovación de este recurso”. Está previsto organizar un acto específico para la plantación de los dos nuevos especímenes.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón