Publicado el: 18 Ene 2018

Tren

Por Lucía S. NAVEROS

Los asturianos somos grandones y amantes de nuestra tierra, pero a veces parecemos incapaces de traducir ese afecto en hechos concretos que nos hagan mejores. Traigo esta reflexión general a cuenta de Feve, una trama de estaciones y líneas de 248 kilómetros, una joya que debería servir de base para revitalizar la zona rural asturiana, pero que se ha convertido en una sucesión de apeaderos fantasma y trenes vacíos. ¿Feve envejece y se muere porque el campo asturiano no tiene remedio, o el campo asturiano no tiene remedio porque, entre otras cosas, somos incapaces de impedir la muerte de Feve?
Acaba de presentarse un plan para sacar a las Cercanías asturianas de la UCI, pero aún queda por ver si el enfermo puede recuperarse del coma. Para la columna vertebral de Bajo Nalón, la línea Oviedo-San Esteban, es difícil que el plan llegue a tiempo: no contempla la eliminación del fondo de saco de Trubia, que alarga los viajes hasta 15 minutos; no incluye la duplicación de ningún tramo de la vía, lo que obligará a mantener los tiempos de espera en los apeaderos para facilitar el cruce de convoyes. Para esta línea el plan se limita a asumir las obras de seguridad indispensables, como el refuerzo del puente de Grado. Para la que une Pravia con Gijón, plantea seis intervenciones para mejorar las trincheras y obras en la catenaria, lo que parece más bien un esfuerzo para frenar el deterioro pero no una apuesta por relanzar una red ferroviaria que ha perdido casi tres millones de viajeros en diez años. El área central, sobre todo el eje Lena-Gijón y el nudo de Villabona, se llevan el grueso de las inversiones. Son obras que resuelven problemas, sí, pero no los que padece la zona rural, que podría beneficiarse (y mucho) de disponer de un medio de comunicación ágil. Sería, junto con una buena cobertura de Internet, una manera de atraer población a los pueblos y villas del campo asturiano. Con un tiempo de viaje de casi una hora y media para ir de Pravia a Oviedo hay que ser forofo de la línea para seguir utilizándola.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón