Publicado el: 02 Feb 2018

La parroquias rurales de Pravia recibirán una asignación anual del Ayuntamiento

FAPAR tramita ya la tasa que se cobrará a las eléctricas, de gas y telefonía a través del servicio Regional de Recaudación y que supondrá importantes ingresos para estas entidades locales

Un momento de la reunión en Somao

 

F. Romero / Pravia

Las parroquias rurales de Pravia recibirán una asignación anual del presupuesto del Ayuntamiento cuya cuantía estará en función de su extensión y número de vecinos. Este es uno de los acuerdos a los que llegó el secretario de FAPAR José Manuel García con el alcalde de la localidad, David Álvarez y que fue comunicado a los representantes de las distintas entidades en una reunión que tuvo lugar ayer en Somao. En este encuentro se informó del desarrollo de los trámites, ya muy avanzados, de la creación de una tasa para cobrar a las empresas de telefonía, electricidad y gas, la ocupación de suelo de dominio público de estas parroquias. Esta tasa, que se cobrará a través de la Sociedad Regional de Recaudación, supondrá importantes ingresos para las parroquias rurales. Somao será una de las que más cobrará al tener mucha ocupación de terreno público. “El beneficio será para los vecinos de estas parroquias, explica García.

José Manuel García presentó un informe técnico y jurídico realizado por la Universidad de Oviedo y por un equipo de ingenieros para sustentar el cobro de la tasa y evitar que las empresas afectadas puedan recurrir. “Estamos a punto de culminar el proceso con el envío al BOPA de la tasa”, explica el secretario de esta Federación quien añade que hasta ahora estas empresas pagaban un canon anual “pero muchas de ellas ni siquiera lo hacían, por lo que la mayoría de las antenas de telefonía están en situación ilegal y además ya hay sentencias favorables a nuestras reclamaciones”.

FAPAR resolvió además con el alcalde de Pravia un problema con el pago del alumbrado público, ya que en estas parroquias está a nombre de las mismas, cuando es competencia del Ayuntamiento “el Ayuntamiento lo pagaba a Hidrocantábrico pero había que cambiar la titularidad para no estar en una situación ilegal”, explica García. Respecto a la asignación anual que se dará desde el Ayuntamiento a las parroquias del concejo señala que es algo de justicia “porque los ingresos que se obtienen en las parroquias van al Ayuntamiento y debería revertir algo en las propias parroquias”.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón