Publicado el: 22 Feb 2018

Las bibliotecas, el ‘cucho’ de la vida en los pequeños concejos

La bibliotecaria de Pravia, Cristina Jerez, reivindicó el papel dinamizador de los centros de lectura en el campo asturiano, en la jornada organizada por el Reader

Garantizar servicios como Internet y apostar por la diversificación económica, claves para que vivir en la zona rural “no sea algo heróico”

Cristina Jerez, en la jornada del Reader “El mundo rural en diez minutos”/ Foto Esther Martínez

Esther Martínez/Oviedo

La jornada organizada por Reader (Red Asturiana de Desarrollo Rural) “El mundo rural asturiano en diez minutos”, reunió ayer en el salón de sctos de la Consejería de Hacienda de Oviedo a veintidós ponentes, periodistas, artistas, abogados, blogueras, pintores, cineastas, fotógrafos, médicos, etc. ,  que durante diez minutos debían dar sus distintas visiones del mundo rural asturiano. Eran otras miradas hacia un territorio en busca de un futuro.

Inauguraron el acto Belarmino Fernández Fervienza, presidente del Reader y alcalde de Somiedo; Javier Nievas, responsable de Medio Rural de Caja Rural Asturias y María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado.

La consejera incidió en los problemas ya conocidos del medio, y afirmó que “hay que hacer un acercamiento riguroso y científico al problema del despoblamiento. Tenemos que avanzar a base de diversificación del campo. El mundo rural es esencial para la recuperación económica. Quejarse no sirve de nada. El reto es aportar propuestas y soluciones”.

Abrió el turno de intervenciones la periodista Isolina Cueli que abogó por recuperar el ritmo del pueblo. También intervino el fundador y exdirector de los periódicos El Fielato y El Nora, el periodista “de pueblo” Borja Márquez.

La cronista oficial de Las Regueras, Rosa Rodríguez intervino como ponente y propuso medidas para lograr fijar población en el concejo: fomento de la apicultura, de la agricultura ecológica, aprovechar más y mejor recursos culturales tales como el Camino de Santiago o el patrimonio militar, mejora en la cobertura de internet o buscar la diversificación económica.

El fotoperiodista Miki López mostró por medio de fotografías la grave situación del campo asturiano y afirmó que hay paisajes devastadas por los incendios y la despoblación, que “son auténticos escenarios de guerra. La gente del campo se siente abandonada y siente que se acaba su ciclo”.

La intervención de Cristina Jerez, bibliotecaria de Pravia y coordinadora del grupo de animación a la lectura de las bibliotecas públicas de Asturias, en su ponencia “Cucho y biblioteca”, reivindicó el papel de estas en el medio rural como únicos centros culturales en la mayoría de los pequeños municipios; auténticos revulsivos dinamizadores de la vida social, gracias en gran parte a la actividad de los clubes de lectura, cuyos lectores y bibliotecarios funcionan como impulsores de numerosas actividades más allá de la simple afición lectora; organizando encuentros, rutas literarias, etc. Finalizó esperando “haberles convencido de que las bibliotecas públicas son herramienta indispensable para mejorar el bienestar y la calidad de vida de la población del medio rural. Están en sus manos. Úsenlas. Todos sabemos que la tierra si no se cucha se agota y se muere”.

Clausuró el acto Jesús Casas, director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado de Asturias, afirmando que “No quiero que el mundo rural sea un espacio para la heroicidad. Apuesto por las pequeñas cosas y porque toda la política en general tenga una visión hacia lo rural. Deben incorporarse políticas globales y transversales”.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón