Publicado el: 23 Jun 2018

Llera: “San Juan no es sólo un santo, es un sentimiento”

El economista abrió las fiestas de La Arena con un cálido pregón en el que no faltó la pasarela, “que no es de jóvenes ni mayores, ni de derechas ni de izquierdas, sino de todo el mundo”

El pregonero, en el centro, junto a los miembros de la Asociación Cultural Arenesca de Festejos/ Foto de Conchita Fernández Rouco

Redacción/Pravia

“San Juan no es sólo un santo, es un sentimiento”. Con estas palabras resumió ayer el economista y profesor universitario Roberto Fernández Llera, colaborador de la Información del BAJO NALÓN, el espíritu de San Juan de La Arena en sus fiestas patronales, que arrancaron ayer por la tarde y hoy vivirán una noche mágica con la hoguera en la que se quemará el barco. A un año de la “resurrección” de los festejos, que estuvieron a punto de desaparecer, Fernández Llera destacó el esfuerzo colectivo por mantener las tradiciones del pueblo, un empuje que se percibe en reivindicaciones como la pasarela, que no pudo faltar en el pregón, una reivindicación “que no es de jóvenes ni mayores, ni de derechas ni de izquierdas, sino de todo el mundo”, porque San Esteban y L’Arena llevan siglos mirándose, y desde hace 38 años esperan por esa unión. Llera deseó que pueda ser una realidad en 2021, “coincidiendo con el 60 aniversario de la galerna”.

El pregón, con numerosas alusiones a vecinos y lugares entrañables, abre unas fiestas que tienen uno de sus mayores atractivos mañana, con la procesión marinera, declarada fiesta de Interés Turístico del Principado de Asturias.  La Procesión marinera de San Juan discurre por las calles más céntricas e  incluye la bendición de las aguas del Cantábrico con motivo del inicio de la costera del bonito. En ese momento, los marineros que portan a San Juan, San Telmo y la Virgen del Carmen se acercan al puerto para que el sacerdote proceda a la bendición de las aguas. La procesión discurre todavía hoy por el mismo recorrido que tuvo antiguamente y los participantes sacan a la calle la totalidad de las imágenes de la iglesia parroquial en lo que se conoce coloquialmente como “sacar el santo” y que antes estaba reservado solamente a hombres solteros que no hubieran hecho la mili.

Hoy la fiesta comienza con una concentración y exhibición de motos Vespas clásicas, congregando a aficionados a este vehículo por una ruta a través de los concejos de Soto, Pravia y Muros. Los niños tienen tarde de diversión, con juegos tradicionales como la cucaña y modernos como el cañón de espuma, ubicados en la plaza del Pescador. Un concierto coral de la Escuela de Música de Mieres, a las 20 horas, preludiará la esperada foguera, a medianoche, justo después de la descarga de fuegos artificiales, que podrá contemplarse desde la plaza de la Rula.

Algunos de los combativos defensores de la pasarela, en el arranque de las fiestas

El barco que hoy será pasto de las llamas para honrar a San Juan/ Conchita Fernández Rouco

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón