Publicado el: 29 Jun 2018

El Gobierno amplía el plazo para pasar la ‘ITV’ de los edificios

Los ayuntamientos tienen hasta septiembre para aprobar los censos de inmuebles de más de 50 años, y los propietarios deben hacer la inspección antes del 31 de diciembre

Redacción/Pravia

El Gobierno regional anunció ayer la ampliación del plazo para pasar la ‘ITV’ de los edificios antiguos, de más de cincuenta añosLos ayuntamientos, que están obligados a disponer de un censo de los inmuebles afectados, tienen hasta el 30 de septiembre para publicar sus listados, y los propietarios, hasta el 31 de diciembre para pasar la inspección. La consejera de Derechos y Servicios Sociales, con competencias en vivienda, Pilar Varela, destaca que la ampliación se decidió tras una petición de la Federación Asturiana de Concejos, y que serán los ayuntamientos los que tengan que aplicar el régimen sancionador, si en las inspecciones se encuentran faltas leves o graves. Según los datos de la consejería, entre 7.000 y 8.000 edificios en Asturias tienen que pasar esta inspección, que corresponde a las viviendas construidas hasta 1963. En la actualidad, ya disponen de 4.200 informes de evaluación, es decir, edificios que han cumplido con el decreto regional, cuya legalidad defendió la consejera. “Tenemos la competencia para hacerlo, y el decreto ha sido aprobado sin que hubiera ningún recurso en contra”, aseguró. La inspección pretende garantizar la seguridad del parque de viviendas asturiano.

Por ahora, en la comarca de Bajo Nalón sólo el ayuntamiento de Pravia ha publicado el censo de sus edificios antiguos, un total de 110 edificios de más de 50 años, que deben obtener el llamado Informe de Evaluación de los Edificios, un instrumento aprobado por un decreto del Gobierno de España que pretende asegurar la calidad y sostenibilidad del parque edificatorio. El Principado de Asturias, por su parte, ha creado un registro general de informes de evaluación de los edificios. De los 110 edificios obligados a realizar el informe, 31 fueron construidos en 1900, 27 entre 1901 y 1939 y el resto desde esta fecha hasta 1962.

El informe deberá contener una evaluación del edificio que incluirá, el estado de conservación, el grado de accesibilidad y la certificación energética. Es obligatorio para todos aquellos edificios de tipología residencial de vivienda colectiva con una antigüedad superior a los 50 años.

El informe tiene que ser realizado por arquitectos, arquitectos técnicos o aparejadores y deberá presentarse en el registro general del Principado de Asturias, tanto presencialmente o por medios electrónicos.

El decreto obliga además a los ayuntamientos a crear un censo de edificios en el que se registren la totalidad de los edificios del concejo, su antigüedad y la fecha de la obligación de hacerlo. El censo se actualizará además anualmente

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón