Publicado el: 05 Jul 2018

Planas estudia mantener en 2019 el uso tradicional del cucho

La consejera de Desarrollo Rural y el ministro de Agricultura acuerdan exigir a la Unión Europea más fondos para la nueva PAC

Defenderá un reparto “más equilibrado” de la cuota de la xarda

Luis Planas y la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez

Redacción/Pravia

El Ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, se ha comprometido a estudiar una moratoria en la normativa del ministerio sobre la aplicación de purines, tal y como solicita el Gobierno regional, de tal forma que el 91,31% de la superficie que se declara a la PAC en Asturias continúe excepcionada en 2019 sobre la obligación de enterrar el cucho e inyectar bajo la superficie el purín líquido. Esta medida permitiría a agricultores y ganaderos seguir aplicando estiércol de la misma forma que hasta ahora, señala la consejería de Desarrollo Rural. Esta fue una de las peticiones que trasladó al ministro la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, que mantuvo el pasado martes una reunión con el ministro.

En la reunión, se acordó exigir a la Unión Europea (UE) un presupuesto no inferior al actual para la Política Agrícola Común (PAC) después de 2020. “El marco financiero propuesto por la Comisión Europea recorta un 10,61% los fondos para la PAC, de forma que los pagos directos del primer pilar se verían reducidos en un 7,30%, mientras que los fondos destinados al desarrollo rural disminuirían un 20,86%”, ha recordado Álvarez.

La titular de Desarrollo Rural, la primera responsable autonómica que se reúne con el ministro Planas, ha afirmado que el nuevo responsable de Agricultura considera, al igual que el Gobierno de Asturias, que la propuesta de la UE “no responde a las necesidades y resulta insuficiente”.

Durante el encuentro que han mantenido en Madrid, la consejera ha reclamado al ministro que se oponga en la UE a una renacionalización de la PAC “porque la política agrícola debe seguir siendo eminentemente común” y ha abogado por superar los desequilibrios entre territorios y por orientar los fondos a los profesionales del sector primario que generan empleo y actividad. “Por eso tienen gran importancia los criterios que definan la figura de agricultor genuino que propone la Comisión”, ha dicho Álvarez, que también ha planteado dotar de esta figura a los profesionales que obtengan, al menos, el 50% de su renta de la actividad agraria y cuyo tiempo de trabajo dedicado a actividades no relacionadas con la empresa sea inferior a la mitad del total.

Asimismo, ha trasladado la necesidad de que la PAC refuerce “medidas de igualdad para otorgar a las mujeres el papel que les corresponde y reconozca su trascendencia en el futuro de las zonas rurales” y, al mismo  tiempo, defienda “a los jóvenes agricultores, las pequeñas explotaciones y las zonas de montaña”.

La consejera ha solicitado a Planas que los fondos que se liberen por la aplicación de algunas medidas que propone la UE para la próxima PAC se dediquen a financiar actuaciones estratégicas generales para el medio rural, como la incorporación de jóvenes a las labores del campo, el pago redistributivo de la renta a los agricultores o los pagos acoplados, entre otras, y no reviertan directamente en las comunidades que los generan.  El Gobierno de Asturias considera que este dinero, que provendría del establecimiento de un tope máximo de subvención por explotación de alrededor de  100.000 euros y de la salida de los jubilados del sistema de ayudas, no puede considerarse un derecho del territorio, sino que debe ir al sobre estatal para redistribuirlo en función de las necesidades.

Cuota de la xarda

El ministro también se ha mostrado dispuesto a revisar el reparto de las cuotas de pesca de la xarda con el fin de evitar la asimetría en la actual distribución, “discriminatoria y muy perjudicial para la flota asturiana”, a juicio de la consejera. El Principado reclama la puesta en marcha de un sistema de reparto que tenga en cuenta el impacto territorial, social y económico de esta pesquería en la flota del Cantábrico.

“El reparto arbitrario que se está produciendo, basado en criterios no negociados con gran parte del sector, ha dejado al Cantábrico partido por la mitad, con flotas que trabajan sobre esta especie durante meses mientras otras lo hacen durante días”, ha subrayado Álvarez.

Luis Planas ha asumido el compromiso de agilizar los mecanismos de compensación, con el fin de equilibrar económicamente las flotas, de forma que la escasez en una determinada especie se acompañe de las posibilidades de pesca en otras.

En relación con el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), la consejera ha expuesto al Gobierno central la necesidad de negociar reformas que lo hagan más atractivo para el sector, orientándolo  hacia la flota más artesanal y simplificando su gestión.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón